Cuando nadie me ve – Sara Carbonero » Mesa para dos

1 febrero 2015

Mesa para dos

Esta mañana escuché en el jardín de tu casa
una canción que decía algo parecido
a lo que venía pensando mientras tú leías un libro
y me quedé sin palabras
porque no tuve ni tengo el valor de decirlo
que me hubiera casado contigo de habérmelo pedido

De momento abril
La bien querida

Irene llegó puntual. El reloj de la vieja pared del bar marcaba las 11,00. Se alegró de ver a Manuel, el camarero de siempre.

– ¿Cómo estás?, parece que el tiempo no pasa por tí.
– Esos son los ojos con los que me miras, guapa. ¿Lo de siempre?
– Claro…

Se había levantado temprano para arreglarse, era una ocasión especial. Habían pasado dos años desde que vio por última vez a Javier, y quería que fuese un reencuentro inolvidable. Llevaba en la mano su vieja pipa, la que le dejó un día en Moncloa, y nunca le devolvió. Siempre bromeaban sobre eso. Ya casi nadie fumaba en pipa, pero los grandes escritores de otras épocas sí lo hacían. Los grandes escritores también eran mujeriegos, decía ella entre risas, pero Javier sólo tenía ojos para su amor. Solían darles las tantas de la madrugada planeando los viajes que harían cuando él fuese escritor.

Hacía más de dos años desde la última vez y se preguntaba si seguiría con sus despistes, algo consustancial a él. Recordaba la primera vez que quedaron en esa misma mesa de la cafetería. No se presentó, se confundió de bar. O cuando sacaron unos billetes de avión para París y varias horas después tuvo que ir a recogerlo a Atocha. Él vivía de otra forma, le importaban unas cosas y para lo demás era un desastre, es cierto, pero nunca había querido tanto a alguien.

Javier era como un niño grande, noble, sincero pero muy ingenuo. De nada servía intentar advertirle de que tal cosa podía crearle un problema, le daba igual porque nunca pensaba mal de nadie ni desconfiaba. Simplemente no podía admitir que las personas actuasen siempre interesadamente, y eso le causó muchísimos problemas. A pesar de eso, disfrutaban al máximo de cada momento, y los años que pasaron juntos fueron los mejores de su vida.

Se preguntó si se habría parado a comprar el periódico en el quiosco de la esquina como hacía siempre. Mientras lo tenía en la mano solía leer los titulares de todos los demás. Lo genial era el resumen que le hacía después, adoptando poses conforme al carácter de tal o cual periódico, para narrar la misma noticia.
Eso ocurría cada día, en torno a la misma mesa que ocupaba ahora, y recordarlo le ponía melancólica. Por eso había quedado en el mismo sitio, la misma cafetería de su barrio en Madrid, la misma mesa desde la que soñaban con una vida juntos llena de libros y de risas. Dos años ya… Se preguntaba si seguiría oliendo a Tabac. Siempre le había gustado ese perfume que sólo se podía comprar en los aeropuertos y en muy pocas perfumerías. Era tal como él entendía los buenos momentos: sublimes pero muy etéreos, poco persistentes, como las cosas más especiales de la vida. También si, por fin, habría cambiado su teléfono móvil del pleistoceno, su incomparable compañero durante su noviazgo, herencia de su hermano mayor. Sólo le servía para llamar y contestar llamadas, ni siquiera para escribir mensajes de texto porque casi todas las teclas estaban desgastadas, pero él lo quería así, le gustaba hablar, para escribir utilizaba papel, y para llorar prefería hacerlo en persona.

¿Seguiría enfadándose siempre al levantarse? Cada mañana era lo mismo, que si tenía que haber madrugado más, que si ya no llegaba… Era un poquito gruñón, pero le duraba un par de minutos. Lo cierto es que no sabía qué hacer para aprovechar mejor el tiempo y todo le parecía poco para que salieran adelante. Sólo eran ellos y sus sueños.

Recordó el día en el que Javier apareció en esa misma cafetería cargado con una caja enorme envuelta con un precioso lazo de tela. Estaba tan nerviosa que no atinaba a abrirla. Cuando lo consiguió casi se le saltaron las lágrimas al ver el vestido de sus sueños. Era largo y rojo como el de la protagonista de una de sus canciones preferidas, «lady in red” de Chris de Burg. A menudo la escuchaban juntos y Javier bromeaba con que algún día ella seria su dama de rojo, y bailarían pegados, mejilla con mejilla, como dice la canción. Él era así, detallista y generoso. Pensaba que en la vida no sólo había que tener suerte, también había que trabajarla, como en el amor, la amistad… Le gustaba improvisar y no dejaba que las cosas se hiciesen monótonas. Las reinventaba con humor, con detalles, con cariño…

Ese día eligió el mismo vestido para su cita.
– El café, Irene.
– Muchas gracias Manuel. La tarta Sacher tiene muy buena pinta. ¿No te enfadas si te hago venir dos veces?
– Claro que no… ¿un trocito ni grande ni pequeño como de costumbre?
– Jajaja, claro, ¿por qué no? hoy estoy de muy buen humor. He quedado, aunque como siempre, no es muy puntual, pero a estas alturas ya no podemos cambiarlo…
– Es verdad… El árbol que crece torcido, jamás se endereza…
– Oye, ¡sin faltar! A ver esa tarta.

Las once y media… Irene se muerde las uñas después de comerse la tarta. Sus ojos vidriosos miran por la ventana intentando distinguir la figura de Javier. En el bar, a pesar de los numerosos clientes no hay mucho ruido. Manuel habla con otra camarera en la barra, que además es su mujer.

– Por favor, no podemos estar así todos los días, anímate cariño

– No puedo Manuel, son ya dos años desde el accidente. Dos años desde que murió aquel chico, Javier. Y ella… Todos los días, a la misma hora, en la misma mesa… No puedo evitarlo. Nunca jamás he visto un amor tan grande por alguien. Se me parte el corazón.

0

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14a

14b

15

Vestido: Dolores Promesas.

Zapatos: Louboutin.

Reloj y joyas: Agatha.

Fotos: Leticia Díaz @halura 

Maquillaje y peluquería: Vicky Marcos

Gracias a Irene, Ana e Inés por su ayuda en producción. A la Cafetería Pepe Botella de Madrid por todas las facilidades 😉

«Esperar duele. Olvidar duele. Pero el peor de los sufrimientos es no saber qué decisión tomar»

Paulo Coelho


488 Comentarios

  • 1. Sara A.  |  7 febrero 2015 - 22:42

    Hola Sara! Después de meses y meses…vuelvo a escribirte…creo q es buena señal,espero! Mi pregunta…el mail de contacto que hay en el blog te llega a tí o es de elle. Es simplemente xq me gustaría escribirte algo,pero no que apareciera aquí publicado,es demasiado personal… Como en una ocasión te comenté,entrar aquí y leer tu día a día es como cuando hacemos las quedadas de amigas para contarnos las cosas,o hablar con alguna de ellas q no ves amenudo pero está presente en tu día a día… Y después de tanto tiempo,y tú que eres tan cercana y «normal» si me premites la expresión…
    En cualquier caso,siempre es un placer leerte y te mando un besote enorme!!!

  • 2. Sxndrx  |  8 febrero 2015 - 03:15

    Gracias por 1Q84 … Conoci Murakami en uno de tus posts y por curiosidad empeze a leer y no pare hasta que tengo y aomame estaban juntos en el hotel mirando la luna .. Ahora pienso quando la miro , donde estara la 2 luna verdosa y disforme .. Las dos lunas de 1Q84.. De verdad fue emocionante !!!

  • 3. Martina  |  8 febrero 2015 - 10:43

    Hola Sara! Sono una ragazza italiana. Quest’ estate, nel mese di luglio, io e il mio ragazzo vorremmo visitare Madrid per 5giorni. Abbiamo dei dubbi. È vero che fa caldissimo? Cosa ci consigli di vedere? Spero che capirai cosa ho scritto. Grazie! Un abbraccio virtuale!

  • 4. mj  |  8 febrero 2015 - 18:29

    Fa caldo si, ma é sopportabile. Potete visitare un po di tutto Paseo de los Austrias, Catedral de la Almudena, Puerta del Sol, Gran vía (e andare al teatro), Templo de Debod (carino!!!), Museo del Prado, Museo Santa Sofia (c´e il Gernika di Picasso), el barrio de las Letras. Credo che il venerdi a la tarde si puó entrare gratis al museo Santa Sofia. Se ti piace il calcio andare al Santiago Bernabeú. In state ci sono sconti, quindi potete comprare abbigliamenti economici. Aspetto sia abbastanza informazione. Ciao!

  • 5. blancaancosta  |  8 febrero 2015 - 14:50

    Hola, Sara!! Vuelvo a escribirte en este post porque me acaba de venir una idea a la cabeza… en qué te has inspirado para escribir el post? Puede ser en la canción Penélope de Serrat!! Podría ser, ¿no?
    Mi última pregunta es acerca de los Goya. ¿Cuáles han sido tus looks favoritos? A mí me ha fascinado Blanca Suárez y Megan Montaner. ¡Un beso amor!

  • 6. Ángela  |  8 febrero 2015 - 15:35

    Simplemente genial.
    Increíble lo que escribes.
    Increíble cómo posas.
    Increíble vestido.
    Increíble tú.
    Te admiro.

  • 7. paula  |  8 febrero 2015 - 17:11

    Hola Sara, me encantaría que el siguiente post que hicieras fuera de enseñarnos tu casa,tu armario..etc.Me encantaría y lo estoy deseando.Gracias y un saludo.

  • 8. paula  |  8 febrero 2015 - 17:11

    Hola Sara, me encantaría que el siguiente post que hicieras fuera de enseñarnos tu casa,tu armario..etc.Me encantaría y lo estoy deseando.Gracias y un saludo.

  • 9. mj  |  8 febrero 2015 - 18:33

    Sara eres genial! Pero te quería comentar una cosa, te pasa como a mí según veo en una foto: los codos los tengo algo ásperos y blanquecinos. ¿te los cuidas con alguna crema?
    Un beso guapa

  • 10. Luciana Ramos  |  8 febrero 2015 - 20:05

    Felicidades Sara

  • 11. judith  |  8 febrero 2015 - 20:32

    Hola Sara, un relato muy bonito pero muy triste. Aunque el hecho de pensar que alguien siempre te recordará y amará me parece precioso y hace que cada día vivas y demuestres a todos, que los quieres y que siempre lo haras. Ama, vive, rie todos los días como si fuera el último. Gracias por tus post. Y feliz 31 cumpleaños.

  • 12. Rosa  |  8 febrero 2015 - 20:43

    Fantástico!!!!!! El texto y las fotos!!!!! Enhorabuena!!!!
    http://adf.ly/10JoX

  • 13. Raquel  |  8 febrero 2015 - 21:19

    Hola Sara!!! Me encantan estos domingos de invierno de sofá y manta en los que puedo leer atentamente tu blog!!! Estoy enganchada!!! Eres una persona maravillosa, me encantan tus estilismos y esa alegría y generosidad que desprendes!!! No cambies nunca!!! Es la primera vez que escribo en un blog, necesito ayuda, estoy esperando mi primer bebé, estamos muy felices, pero estoy perdida en casi todo, puedo asegurar que no he conocido una pre mama tan bella como tú, por favor, me encantaría que me dieras direcciones de tiendas a las que acudir cuando tenemos barriguita y queremos seguir sintiéndonos guapas y con nuestro estilo de siempre!!! Gracias!!! Y enhorabuena por la maravillosa familia que habéis formado, sois un ejemplo para todos!!!

  • 14. Clara  |  8 febrero 2015 - 21:48

    Hola Sara, decirte que te sigo desde el principio y me encanta tu blog. Quería preguntarte cuánto mides (si quieres responderme claro 😉 ) es que yo mido 1,74 y muchas veces cuando me pongo tacones altos siento que llamo mucho la atención. A mí me gustan porque convierten un look informal en otro más arreglado, pero me suelen decir que para qué me pongo tacones tan altos, etc.
    Veo que eres alta, y tú siempre sueles llevar y te quedan genial. Suelo intentar imaginar cuánto mides, y así convencerme de que aunque se sea alta los tacones siguen quedando igual de bien 🙂
    Muchas gracias de antemano. Admiro mucho vuestra familia!

  • 15. Nuria  |  8 febrero 2015 - 22:26

    Hola Sara!! Gracias por tu blog!! Queria preguntarte q delineador o lapiz de ojos utilizas. Yo he probado miles de ellos pero no consigo q me aguanten todo el dia.Creo q influye q tengo la piel muy grasa y se me desacen.ahh los waterproof tambien los he probado pero nada. Me gustaria q me ayudaras gracias!!!

  • 16. Lina  |  8 febrero 2015 - 23:51

    Hola Sari :3 Hace un poco de tiempo que te sigo pero tenia que leer los post inciciales, asì que he comenzado a leer tu blog dal primero post hasta el ultimo, leyendo de nuevo lo que habia ya leido y percorriendo de nuevo muchos de los que me gustan más 😀
    Seguro teniendo muchos comentario no creo que me vas a leer, pero me gustaria que sepas que aquì tienes una fan italiana que te lee siempre, ahora si que puedo decir que conozco todos tus post. Me gusta que hablas de varios tematicas, y de cosas comunes y importantes. Eso es lo que te diferencia de otras bloggheras que escriben casa todo las mismas cosas. Por eso prefiero leerte, porque tienes una manera increible de escribir, capturas la gente en tus palabras. Seguro es también la estima que tengo para tì, pero sobre todos por como escribes, por lo que tratas, y por como quieres tu blog y tus fans. Me gustava decirte eso. Que sepas que eres una mujer que adoro muchìsimo, que sigo siempre como puedo. Me encanta tu persona, para mì eres un ejemplo. El ejemplo de mujer que me gustaria ser 😀 Te deseo lo mejor por tu carrera, tu blog, tu vida, por todos. Muchos besitos al solecito de tu hijo, al Capi y sobre todos que Dios os bendiga siempre. TQ Sariiii 😀
    Espero que puedas leer,solo eso y saber de mi apoyo =) ♥

  • 17. Marian  |  10 febrero 2015 - 00:27

    Hola Sara.
    Un post muy bonito, me gusta mucho la historia que cuentas, que bien escribes, ojala nos cuentes mas relatos como este.

  • 18. tu nene  |  14 febrero 2015 - 12:33

    Sara nunca veo tus respuestas, no se si no se usar el foro puedo verlas, alguien me dice cómo o dónde están? gracias.

  • 19. Pilar  |  10 febrero 2015 - 09:49

    Hola Sara, simplemente, Felicidades por tu relato. Es precioso, con mucho sentimiento y muchísima clase, como tú. Estás espectacular con ese vestido. De verdad, enhorabuena, ojalá sigas así, con tanta humanidad y compartas más relatos con tus lectores.
    Un saludo

    Pilar

1 17 18 19