Cuando nadie me ve – Sara Carbonero » Eu Mereço…

12 febrero 2016

Eu Mereço…

Voy a recorrer esta ciudad,
voy a llegar hasta el mar…
el mar me cura la herida.
Y voy a saltar,
voy a nadar hasta otro lugar…
para toda la vida.

Berlín
Coque Malla

Siempre había escuchado eso de que “el segundo embarazo no tiene nada que ver con el primero”. Solía pensar que era otro tópico más de tantos relacionados con el tema de la maternidad. Al fin y al cabo el proceso es el mismo, la duración, los síntomas. ¿Qué es lo que podía ser diferente?

Bueno, pues tengo que deciros que he comprobado que sí, que efectivamente o al menos en mi caso, porque en esto nunca se puede generalizar, este segundo embarazo está siendo diferente en algunos aspectos.

Para empezar, en lo que primero noté esa diferencia es en la velocidad a la que crece la tripa. Con el embarazo de Martín recuerdo que no fue hasta el quinto mes más o menos cuando empecé a tener una tripa considerable pero esta vez, desde los tres meses y medio, mi abdomen empezó a crecer y crecer. Fue de la noche a la mañana como suele decirse, un día me levanté y ya no me entraba ninguno de mis vaqueros ,-).

La explicación es bastante lógica, después de haber experimentado un primer embarazo los músculos del abdomen quedan algo distendidos y relajados. Esos músculos que en ese primer embarazo hacían de “faja” natural ya no lo harán más y así la tripa crece mucho más fácilmente.

Este segundo embarazo también he notado bastante antes los movimientos del bebé. Supongo que en este caso la explicación también es sencilla. Como ya los conocía de la vez anterior, he sabido reconocer antes esas sensaciones tan maravillosas.

Pero sobre todo, estoy notando una enorme diferencia con respecto a mi primer embarazo en lo rápido que están pasando las semanas. En esto, la clave es tener otro niño que ocupa la mayor parte de mi tiempo. Una personita que demanda atención y cuidados exactamente igual que cuando no estaba embarazada, lo que hace que no “me escuche tanto”, ni esté tan pendiente de mis síntomas como la otra vez.

Esto puede hacer que las que vamos a ser mamás por segunda vez nos sintamos culpables en alguna ocasión por no demostrar la misma ilusión en determinadas situaciones y pensar que no estamos viviendo la gestación de nuestro segundo hijo de la misma manera que la del primero. Yo misma me he sentido así en algún momento pero luego, la semana pasada sin ir más lejos, en una de las ecografías que me hizo mi ginecóloga, me puse a llorar como una tonta al ver con total claridad los pies de mi bebé. Tuve la misma sensación, de estar siendo testigo de un “milagro”, que la de hace dos años y medio.

Con todo esto quiero decir que estoy disfrutando muchísimo de estos nueve meses, de otra manera, pero no peor ni menos especial. Simplemente de una manera más serena y tranquila.

Os hablo del embarazo porque muchas me habéis preguntado estos días por mis cuidados, mi ropa o mi alimentación durante estos nueve meses.

Aunque, como acabo de contaros, me estoy cuidando en general menos que la vez pasada sí que os puedo dar algunas pautas que me van bien.

– Alimentación: De momento he cogido menos peso que en el embarazo anterior a estas alturas, cosa que no era difícil porque engordé muchísimo aquella vez. Ahora me muevo más durante todo el día y también he aprendido a controlarme. En el momento en el que desaparece la cintura y pierdes la noción de las dimensiones de tu cuerpo hay que ser prudente con la comida. No es lo mismo coger 10 kilos que 22. Yo, con Martín, no sé exactamente cuántos cogí porque me dejé de pesar cuando llegué a los 18. Mi ginecóloga me regañaba bastante pero ni por esas. Ella me decía que tenía que comer para dos, no por dos. Hay una gran diferencia.

Lo más importante es no obsesionarse con el peso durante este periodo de nuestras vidas. Yo, en este embarazo simplemente me he propuesto ganar un peso adecuado, llevar una alimentación rica en vitaminas, proteínas y minerales, darme mis caprichos de algunas calorías extra para tener energía, pero no excederme con los alimentos menos saludables, la llamada “comida basura” que no aporta nada a nuestro organismo ni al del bebé.

Por supuesto sigo a rajatabla las indicaciones de mi ginecóloga con los alimentos que no puedo tomar, como son los embutidos, los quesos de leche no pasteurizada, las carnes crudas o poco hechas, el pescado fresco sin congelar, el alcohol o la cafeína.

En ninguno de los dos embarazos he tenido demasiados antojos, creo que ninguno. Si se puede llamar antojo a que me apetezca comer fruta en todo momento, pues… eso sería lo más parecido a un antojo. Yo creo que esto de los antojos es un mito pero quizá alguna de las que me estáis leyendo sí los habéis tenido. Si es así, ya sabéis que hay que satisfacerlos para que el bebé no nazca con una mancha en forma del alimento en cuestión ,-)

Me apetece comer fruta y además me sienta bien, así que aprovecho para hacerme muchos zumos de frutas naturales. Por la mañana empiezo con uno de piña, que es diurética y además tiene muchas vitaminas.

cnmv-mat-3

– Ropa premamá: En el tema de la ropa sigo sin encontrar mucha variedad. Intento aguantar lo máximo posible con mis pantalones, incluso confieso que alguna vez me los he puesto con una goma del pelo en lugar de abrochar el botón (este truco me lo dijo una amiga y según lo estoy escribiendo dudo si alguna más lo habéis hecho o sólo es cosa mía y de mi amiga). Pero llega un momento en el que la operación de la goma se vuelve imposible y no queda otra que ir a comprar los maravillosos vaqueros premamá que rara vez sientan bien. Las marcas que más me gustan y donde suelo encontrar prendas que encajan con mi estilo son H&M y Asos Maternity. También hay una marca que he descubierto para embarazadas y mamás con mensajes positivos que sientan muy bien, se llama Dressmadre. Os dejo algunas fotos de unas cositas que he comprado los últimos días.

cnmv-mat13

cnmv-mat14

cnmv-mat15

Vestidos, vaqueros y camisetas de Asos.

cnmv-mat17

Camisetas y vaqueros de H&M.

cnmv-mat16

Y estas camisetas son de Dressmadre.

– Ejercicio: Si la actividad física siempre es importante, durante el embarazo todavía lo es más. Yo soy consciente de que debería hacer mucho más ejercicio del que hago. Aunque en este caso me ayudan las cincuenta carreras que me pego al día detrás de Martín. Sigo practicando el pilates reformer con una tabla especial para embarazadas y además en casa practico ejercicios con el balón medicinal y la colchoneta.

– Masajes y cuidados de belleza: En este apartado también podría hacer mucho más pero de momento con tres o cuatro rutinas voy servida. Ya os he hablado en alguna ocasión de los masajes drenantes linfáticos que tan bien me van. He encontrado un sitio aquí en Oporto y voy a dármelos dos veces por semana. Noto que el cuerpo de “deshincha” rápidamente y me siento más ligera.

cnmv-mat10

Aparte de esto, una rutina de belleza casi obligada estos meses es la de hidratar bien la piel para ayudar a prevenir la aparición de las dichosas estrías. Para ello utilizo prácticamente cualquier crema, siempre y cuando sean recomendadas para embarazadas.

También es muy importante usar cremas con factor de protección para el sol para evitar la aparición de manchas provocadas por los cambios hormonales o, una vez han aparecido, evitar que se oscurezcan. Es fundamental utilizar cremas y maquillajes con un buen factor de protección solar.

– Vamos con el pelo. El pelo en realidad no suele dar problemas durante el embarazo. Todo lo contrario. Yo noto que tengo todavía más volumen, más brillo y más fuerza. Simplemente trato de hidratarlo un poco más de lo normal porque al tener más cantidad se me suele enredar y además lo noto algo más seco. Pongo un poco de acondicionador o aceite y listo.

cnmv-mat11

– Lectura: En el primer embarazo me empapé de información, leía sobre todo libros de crianza. Supongo que los nervios y la inseguridad de ser primeriza hicieron que toda información me pareciese poca. Luego, cuando nació Martín me dejé guiar mucho más por la intuición. 

Esta vez, He recuperado libros que leí entonces como  “La maternidad y el encuentro con la propia sombra” de Laura Gutman, “El arte de susurrar a los bebés” de Ana Isabel Fraga Sánchez, un libro cortito que me gustó mucho y que me parece que sintetiza muy bien los aspectos más básicos. La misma escritora tiene otro libro que se llama “El Manual de instrucciones que perdiste cuando nació tu hijo. Casos reales.” Este todavía no lo he leído.

Ya os he hablado o recomendado en alguna otra ocasión alguno de los libros del pediatra Carlos González, uno de mis favoritos es “Bésame mucho”.

Uno de los típicos, considerado como “la biblia del embarazo” es “Qué se puede esperar cuando se está esperando”, muy recomendable. Y para ayudar a disipar dudas “El poder de los nombres”.

cnmv-mat-9

Otros títulos que me llamaron la atención y que han hecho de la lectura un momento muy especial y productivo por su enfoque diferente son “Thaimai, maternidad ayurvédica” de Swami Joythimayananda y “El bebé emocional” de Enrique Blay. Hace tiempo leí una reseña de este libro que decía que si los bebés pudieran escribir, escribirían este libro y claro, tuve que hacerme con él ;). Por último, con un enfoque antropológico está “El concepto de continuum” de la antropóloga Jean Liedlaff, habla de las experiencias adaptativas básicas y necesarias para el desarrollo del bebé, algo tan básico y necesario como el contacto físico con los papás, por ejemplo.

-Música: Como muchas habréis leído, escuchar música durante el embarazo es bueno, así como que los niños escuchen música desde sus primeros días de vida. Es algo en lo que creo firmemente, la música despierta una sensibilidad especial. Cuando nació Martín una amiga me recomendó un disco que se llama “Divine Birth” de Deva Premal. Hay una canción en concreto que es capaz de calmar el llanto más desconsolado, se llama “Guru Ras Dam Lullaby”. Si podéis, escuchadla, os ayudará a relajaros. .-)

– Primeros regalos: Aunque a mí no me gusta preparar con demasiada antelación las cosas del bebé (con Martín no compré la cuna hasta el octavo mes), es inevitable y a la vez bonito ir recibiendo los primeros regalos, todos ellos de amigos muy queridos ,-).

cnmv-mat-4

En realidad este regalo de una buena amiga portuguesa ha sido para mí. Es una agenda/calendario en la que puedo ir anotando todas las cosas nuevas que van ocurriendo a lo largo de estos 9 intensos meses. Como veis, Mr Wonderful también está en Portugal. 😉

cnmv-mat-1

Cojines con forma de nube de la marca Capitiota.

cnmv-mat-5

Set completo de productos Naif.

cnmv-mat-6

Ropita.

cnmv-mat-7

Canastilla de recién nacido.

cnmv-mat-8

Me ha dado pena abrir esta cesta tan bonita de Piccolo Mondo, regalo de una amiga.

cnmv-mat12

Zapatillas New Balance.

Pero el verdadero regalo, aunque suene muy típico, es el cúmulo de sensaciones y emociones que estoy volviendo a experimentar. Todas las que sois mamás sabéis que no se puede explicar muy bien con palabras. Cuando notas que esa personita se mueve dentro de ti es algo incomparable. Imaginar su cara, su olor, su primer llanto, su pelo… Voy a parar, o me terminaré poniendo muy cursi (ya estoy con el monotema, como me suele decir alguna amiga) y aún quedan unos meses 😉

Os mando un beso muy fuerte y deseo que paséis una feliz semana. Y ya sabéis, al mal tiempo buena cara, y algún filtro 😉

sara-sudadera-final-1

sara-sudadera-final-2

“Para descubrir cómo se nada en el mar, hay que salir de la pecera”


235 Comentarios

  • 1. Lorena  |  25 febrero 2016 - 12:02

    rel=”nofollow” Preparadas Listas Ya

  • 2. Lorena  |  25 febrero 2016 - 12:05

    Que se corta…

    rel=”nofollow” Preparadas Listas Ya

  • 3. FINA  |  25 febrero 2016 - 12:15

    HOLAA SARA es la primera vez que te escribo te sigo desde que empezaste y que sepas que coincido en muchisimos gustos contigo he visto toda la entrevista de BERTIN con IKER sigo siempre ese programa y me encanta desde mi parecer nos acerca un poco mas a ese lado mas reservado de la gente que apreciamos me he fijado en la cocina y en la pared que tienes la TV HE VISTO UNOS PECES CON UNOS PLATOS que me gustaria saber donde los has comprado tengo una pared asi de grande en la cocina y me has dado una idea porque no sabia lo que poner en ella muchisimas gracias que sigais asi de felices y que no cambieis un abrazo

  • 4. Cris  |  25 febrero 2016 - 15:04

    Hola Sara. Te sigo habitualmente y ahora aún más ya que parece que existe un total paralelismo en nuestras vidas. Tb tengo un niño llamado Martín con 2 años (23.01) y ahora espero otro para ppos de junio que se llamara Javier. Hace un año tb me traslade al extranjero por motivos laborables de mi marido y te comprendo muy bien cuando dices que se está bien, es una experiencia vital pero se echa mucho de menos a todos. Como madre, y aunque sé que es algo muy personal, me gustaría que me explicarás como se compagina una doble maternidad, con trabajo y con el traslado tan lejos de los nuestros. Yo no sé muy bien como organizármelas para poder con todo y me preocupa.

  • 5. Lola  |  26 febrero 2016 - 11:35

    Te queda ideal la barriguita. Y las zapatillas una monada.
    Disfruta de tus niños

1 8 9 10