Cuando nadie me ve – Sara Carbonero » Que no nos cambien el final del cuento

4 noviembre 2016

Que no nos cambien el final del cuento

«Son las miradas, lanzadas a la cara,
que me hacen recordar lo que me estoy perdiendo.
Son las palabras, cargadas y agitadas,
que tienen el poder de transformar el tiempo,
desde esta cama.»

El Pensamiento Circular,  Iván Ferreiro

Ya es viernes. Y durante toda la semana no hemos dejado de hablar de un tema: El reencuentro de los chicos de Operación Triunfo. El concierto del lunes pasado consiguió volver a sentar a muchísima gente con la esperanza de revivir las sensaciones que tuvieron hace quince años alrededor de sus televisores. Como si por arte de magia pudiéramos teletransportarnos al momento en el que nació el novedoso formato de TVE.

Yo, como casi toda la gente de mi edad por entonces, reconozco que me enganché muchísimo al programa. No me perdí ni una sola gala. Por supuesto tenía mis favoritos. Y es que hace 15 años,  con solo dos ediciones de Gran Hermano a las espaldas, el formato de “reality show” no estaba todavía lo suficientemente explotado y el hecho de poder ver por un agujerito lo que hacía un grupo de jóvenes durante 24 horas estando encerrados era de lo más intrigante.  

ot-1

ot-reencuentro

Operación Triunfo fue un programa de música, pero no nos engañemos, era mucho más. Nos encariñamos con los concursantes, lloramos, reímos y claro, hicimos nuestras las historias que se vivieron dentro de la academia.  Incluidas las historias de amor, esas eran las mejores.

Por eso, este lunes, el concierto del reencuentro tenía un componente extra: el morbo. Ese que a todos nos gusta, que nos da vidilla…Una de las actuaciones más esperadas era la de Chenoa y David Bisbal. Dos magníficos cantantes y profesionales que hace muchos años tuvieron una bonita historia de amor. Yo ya me imaginaba que su actuación iba a generar expectación, claro… Pero os soy sincera, jamás pensé que se iba a liar la que se lió. (En mi opinión por cierto, no hubo cobra). Al día siguiente leí en los periódicos la cantidad de noticias y titulares sobre este tema. Leí incluso opiniones de gente indignada porque no iban a volver a estar juntos como pareja después del concierto 😉 Lo más lógico, claro… No entendía nada. Estamos de acuerdo en que los dos hicieron una bonita pareja muchos años atrás pero de ahí a tomarse como algo personal su vuelta o no vuelta…

Porque sí, porque  el tema de las relaciones amorosas de terceros,  a veces nos lo tomamos muy a pecho.

Me fui a la cama y empecé a pensar en ello. En por qué en ocasiones tenemos tanto interés en que las cosas que no nos afectan directamente sean como queremos que sean. Y llegué a una conclusión, somos nosotros los que nos enamoramos de determinadas historias y si nos las cambian nos están rompiendo el corazón de alguna manera. Os explico. Comencé a repasar las veces en las que me había sentido «traicionada» por una historia.

Creo que la vez que peor lo pasé fue cuando Dylan, en «Sensación de Vivir», decidió romper con Brenda y quedarse con Kelly. Nunca se me olvidará ese capítulo ni la imagen de Brenda en la cama escuchando «Losing my religión», de REM. Quería rebobinar una y otra vez por si había algún error. Fue todo un drama y la serie para mí nunca volvió a ser lo mismo.

brenda-y-dylan

kelly-y-dylan

Antes hubo otros casos. Durante un tiempo no pegué ojo pensando en si Kevin conseguiría por fin conquistar a Winnie Cooper en “Aquellos Maravillosos Años”, intuía que Laura Winslow acabaría loca de amor por Steve Urkel por más calabazas que le diese… Pero lo que a estas alturas sigo sin comprender es qué ocurrió con Quimi y Valle (Compañeros) para no terminar juntos…

aquellos-maravillosos-anos

urkel

Porque el amor es así, yo pensaba que el amor siempre triunfa, véanse los casos de Lisa y David el Gnomo, Pedro y Vilma Picapiedra, Calimero y Priscila, Homer y Marge…¿o me vais a decir que Heidi y Pedro no acabaron juntos de mayores? Eso sería totalmente imposible.

david-el-gnomo

calimero

Un poco más mayor sufrí también con los amores y desamores del Duque y Catalina en “Sin tetas no hay paraíso”, la relación amor-odio de Carrie y Mr Big en “Sexo en Nueva York”, la pareja ideal formada por Rachel y Ross en “Friends” e incluso me llevé más de un disgusto viendo la serie «Verano Azul». Había opiniones de todo tipo sobre el triángulo amoroso formado por Bea, Pancho y Javi ¿a quién quería Bea? Yo lo tenía clarísimo, Bea y Pancho terminarían juntos.

carrie-y-mr-big

Pero quizá mi mayor desilusión en cuanto a amores televisivos se refiere fue con “Perdidos”. Nunca le podré perdonar al guionista que Kate no terminase con Sawyer. ¿Cómo es posible?

katesawyer
No sólo me he llevado «chascos» por amor, las rupturas de mis grupos de música preferidos fueron bastante dolorosas. ¿Cómo podían hacerme eso a mí? -pensaba. Ya me molestó cuando en el grupo «Parchís» cambiaron de la noche a la mañana la ficha azul, o lo que es lo mismo, a Óscar por Frank. Recuerdo perfectamente como si fuera ayer el día que Take That anunció su separación, aquel 13 de febrero del 96 se produjo un verdadero cataclismo.

parchis

take-that

Y no fueron los únicos, lo mismo hicieron Mecano, Héroes del Silencio, Rem, Oasis, las Spice Girls… No me quiero imaginar lo que pudo sentir la generación de nuestros padres cuando, en Abril de 1970, los Beatles anunciaron que también «partían peras», o una década después Led Zeppelin…

UNSPECIFIED - JANUARY 01: (AUSTRALIA OUT) Photo of LED ZEPPELIN (Photo by GAB Archive/Redferns)

beatles

Otra de las grandes «historias frustradas» de mi vida fue el caso de Milli Vanilli, ¿os acordáis? Con su primer disco consiguieron ocupar los primeros puestos en las listas de ventas, incluso llegaron a ganar un Grammy. Aunque era algo pequeña por entonces, recuerdo que me encantaba una de sus canciones “I´m gonna miss you”. Tiempo después se descubrió que no sólo no componían, tampoco tocaban y ni tan siquiera cantaban. Toda una decepción.

milli-vanilli

El año anterior a que Milli Vanilli fueran descubiertos, sufrí otra decepción, en esta ocasión a nivel deportivo. Ben Johnson era descalificado por dopaje, después de ganar la final de los 100 metros en Seúl frente a Carl Lewis. Aunque yo era muy pequeña recuerdo haber visto en televisión la lucha titánica entre ambos. No sólo  ganó al “hijo del viento”, sino que además batió el récord. Pero de nuevo mi euforia y mi admiración duraron poco tiempo. Demasiado bonito todo para ser verdad.

ben-jonhson

Volviendo al caso de las historias de amor, la empatía se acrecienta cuando no hablamos de personajes sino de personas reales. Cuando vivimos su amor a través de la pantalla, entonces todo vale. Todos opinamos y creemos saber qué es lo mejor para ellos. Que se lo digan si no a Brad y Angelina.

brad-y-angelina
Nos empeñamos en idealizar determinadas situaciones y no queremos que acaben nunca. Y en esas, siguiendo con el tema con el que empezaba este post, estaba medio país el pasado lunes, analizando con lupa el reencuentro de Chenoa y Bisbal y esperando que la chispa volviese arder de nuevo.

chenoa-y-bisbal

Yo creo que lo que sucedió esa noche no fue solo que deseáramos que todo siguiera igual que hace quince años con esta pareja, sino que añoramos aquella época o, mejor dicho, añoramos las sensaciones y emociones que teníamos, intentamos volver a ser lo que éramos entonces. Todo esto sin darnos cuenta, y ahora hablo en general, de que cada situación tiene su momento, su tiempo, sus circunstancias. Es por eso que no se pueden reeditar las cosas que ya hemos vivido. Claro que podemos recordarlas, y emocionarnos, pero no revivirlas. Cada momento sólo se vive una vez. Ni somos los que éramos hace quince años, ni los protagonistas lo son, ni las circunstancias se parecen. Contra eso no podemos luchar y solo cuando crecemos lo entendemos, lo aceptamos y aprendemos a  “guardar” estos momentos (nunca nos los podrán quitar) al tiempo que negociamos nuestro presente.

Y mientras tanto, seguiremos enamorándonos de parejas, situaciones, de grupos, de todo aquello que nos permita crear historias y finales a nuestra medida, que nos haga soñar e imaginar…Y pidiendo a los señores guionistas y a los protagonistas de las historias que no nos cambien el final del cuento, por favor. 

yo-hace-15-anosYo, quince años atras.

¡Un beso enorme!

«La normalidad es un camino pavimentado. Es cómodo para caminar, pero no crecen las flores en él»

 Vincent Van Gogh


138 Comentarios

  • 1. Alicia  |  5 noviembre 2016 - 15:21

    Enhorabuena por el post, impresionante! 🙂

  • 2. Sara  |  5 noviembre 2016 - 15:22

    Me encantó… Tienes tanta razón 😉

  • 3. PECASS  |  5 noviembre 2016 - 15:44

    ENHORABUENA por esta entrada. Soy fiel seguidora de tu blog, y ésta ha sido una de esas actualizaciones que me tocan «la patata»!
    Me has hecho llorar y sonreír a partes iguales, se me ha puesto la piel de gallina recordando a Brenda escuchando a REM y pensando por lo que ella está viviendo ahora mismo en la realidad…
    No quiero ponerme triste, por lo que en tono de máximo respeto y broma (aunque va en serio), tu historia de amor con Iker, es una de esas que personalmente me han enamorado, separados me gustabais, pero juntos sois perfectos, no se os ocurra separaros nunca, o me rompereis el corazón.
    Sara, te mando un abrazo muy fuerte lleno de cariño.

  • 4. Maia  |  5 noviembre 2016 - 15:53

    M E caes bien, te veo sincera, y menuda responsabilidad tienes,,, porque tu historia de amor es otra d las q nos hacen soñar

  • 5. Tatians  |  5 noviembre 2016 - 15:53

    Muy chulo y es así como nos hacen sentir nos creemos con derecho. Un beso guapa.

  • 6. Tatiana  |  5 noviembre 2016 - 15:54

    Muy chulo y es así; como nos hacen sentir nos creemos con derecho. Un beso guapa.

  • 7. ElenaHelen  |  5 noviembre 2016 - 16:42

    Hola Saraaa!!

    Me ha encantado leer este post, ya que me he sentido totalmente identificada contigo

    Empiezas el post hablando de OT 1 y de la que se montó con la «dichosa cobra»
    ¡Pobre David y pobre Chenoa!

    Puedo asegurarte que yo que estuve en Barcelona reviviendo aquellos lunes frente a la tele y cantando como una loca cada una de las canciones, no fui capaz de ver mas allá de que «Escondidos» seguía teniendo una magia especial y que en ese momento se podría haber parado el mundo.

    Al salir del concierto y ver la que se había montado en las redes sociales, flipé!! jaja
    Madre mía, como está el mundo.

    Aprovechando hablar de conciertos, ¿cuál es el que recuerdas con más cariño? ¿el que más ilusión te hizo ir?

    Muchos besos…

    #TeSigoLeyendo#AdoroTuBlog

  • 8. Mariun  |  5 noviembre 2016 - 17:07

    Sara, me ha encantado este post. Sobre todo tus reflexiones, que también son las mías, total solo soy dos años mayor y me he llevado las mismas decepciones con casi los mismos personajes televisivos o musicales. Recuerdos. Qué recuerdos. Aunque eso sí, el reencuentro de OT no lo ví, con dos nenes pequeños (varoncitos tambien de 3 años y 9 meses) imposible… A veces digo: como no me lo cuente Bob Esponja en clan no me entero. Un besazo guapa. Ahh, con lo bien que hablas de Oporto, ganas me dan dd hacer una visita.

  • 9. Alicia García  |  5 noviembre 2016 - 17:38

    Me ha encantado este post! Me he sentido identificada en cada una de tus palabras, tienes mucha razón. Ciertas personas, al no suceder la recreación que una vez pensarón en sus pequeñas y diminutas mentes, hieren y van a hacer daño.
    Hay que aprender a valorar el momento, y tener un bonito recuerdo de este.

    PD: Soy estudiante de periodismo y me encantaría, algun día, llegar a escribir la mitad de bien que tú. ¡Un abrazo!

  • 10. Maria  |  5 noviembre 2016 - 17:39

    Me encanto sara cariño, cuanta razon. Que nostalgia tengo

  • 11. patri  |  5 noviembre 2016 - 20:00

    Sara me encanta tu blog, siempre te leo pero hoy me he sentido un poco… soy unos años mayor que tu y no me acuerdo de parchís , mis hermanas mayores si…

  • 12. Complementos Heca  |  5 noviembre 2016 - 20:41

    Ya me gustaría a mi tener quince años menos. Un beso guapa..
    Complementos Ropa Mujer

  • 13. Rebeca  |  5 noviembre 2016 - 20:59

    Hola Sara!!

    Todos estamos «enamorados» de esas historias de amor… Cada vez que oigo «Brad Pitt» o «Angelia Jolie» en la televisión pienso: que digan que van a volver! Por favor!!! Iker y tú también sois una de esas historias, te aseguro que si rompéis, romperéis el corazón a mucha gente. Y por eso tenemos muchas muchas ganas de verte vestida de novia Nos hace mucha ilusión!!! Igual que cuando nos muestras alguna foto de tus peques, en vuestro día a día. O cuando nos cuelgas un selfie en el espejo en la mañana antes de empezar el día Eres genial Sara Carbonero. No dejes de comunicarte con nosotros nunca

  • 14. Alba  |  5 noviembre 2016 - 21:01

    Sara! Que post más bonito, menuda escritora y filósofa estás hecha 😉

  • 15. Rebeca  |  5 noviembre 2016 - 21:03

    Se me olvidaba!! Estoy viendo «The Good Wife» y ME ENCANTA el personaje de Alicia Florrick, su marido en la serie es Mr. Big 😉 Por eso me has hecho relacionarlo al leer tu post y pienso que también a ti te va a encantar la manera de actuar de esa mujer. Escríbenos pronto. Un beso enorme!!!!

  • 16. Maria Gomez robles  |  5 noviembre 2016 - 21:37

    Hola Sara!!,con respecto a este tema pienso lo mismo que tu.Nunca he sido superfanatica de nada ,pero cuando una pareja te engancha y no te enamoras de su historia ,cualquier cambio es lo peor que te puede pasar!!!,para mi Dylan y Brenda fueron un antes y un después y con respecto a OT,para mi el concierto del lunes fue retroceder a mis últimos años universitarios con mis compis de piso ,lunes noche en pijamita y viendo a los triunfitos.Nunca el ahora puede ser como el entonces pero soy muy romántica y quien sabe ,en ka vida al final todo es posible.un saludo!!

  • 17. Vane  |  5 noviembre 2016 - 23:08

    Ays…..ahora entiendes lo que muchas mujeres españolas sentimos cuando iker te besó en directo!!
    Un cuento de princesas!
    Una entrada muy bonita!

  • 18. NOELIA  |  5 noviembre 2016 - 23:08

    Hola Sara! Es la primera vez que te dejo un comentario, a pesar de ser seguidora de tu blog desde tu primera publicación. Me enganché a tu manera de escribir y comunicar emociones, sentimientos… Y no sólo transmitirlos, tambien hacer que se remueva algo dentro y aparezca la nostalgia que nos hace sentir que estamos vivos. Hoy especialmente me has tocado mucho el corazón con todas las parejas, grupos… que has mencionado. Yo tambien soy del 84 y me has hecho recordar y revivir los maravillosos años 90 de mi infancia/juventud. Hoy me he decidido a escribirte sólo para decirte «Gracias por estos ratitos de lectura que me das cada semana». Un fuerte abrazo desde el Sur.

  • 19. Joana  |  5 noviembre 2016 - 23:10

    Hola Sara, me siento muy identificada contigo leyendo este post, que grandes recuerdos pero yo le sumaría el super besazo que te dio iker en el Mundial mmmmm le vi 100.000 veces que momento más romántico . Un Saludo

  • 20. Teresa  |  5 noviembre 2016 - 23:23

    Que bien escribres!. No me pierdo ninguna entrega del blog. Cada viernes miro a ver si hay uno nuevo. Este particularmente me ha encantado. Enhorabuena.

  • 21. Marta26  |  5 noviembre 2016 - 23:57

    Hola Sara! Me encanta tu blog y la diversidad de temas que tratas!
    Yo también soy mamá desde hace dos meses. Y puedo decir que la princesita es lo mejor que me ha pasado en la vida. Dentro de dos meses tendré que volver a trabajar y dejar a mi pequeña con la abuelita y más adelante en la guarde. Como te organizas tu? Me imagino que será duro separarse de los peques. Yo le estoy temiendo.
    Otra pregunta, que tipo de maquillaje utilizas para los ojos? Que marca de máscara de pestañas y de delineador? Un saludo! Y que Lucas se cure prontito! Besos familia!

  • 22. kike  |  6 noviembre 2016 - 00:04

    Felicidades, creo que has rememorado todo el pasado de los que somos de tu generación, en un encantador recuerdo con matices reflexivos.

    Me encanta. Un saludo

  • 23. Neus  |  6 noviembre 2016 - 10:06

    Tu beso con Iker y la cobra (q no fue) ha sido lo más comentado en una pareja mediática. A David le pasa como a tí cualquier cosa q haga se mira con lupa. Menos mal q como él dice ha hecho callo, mas o menos como tú. No os queda otro remedio, xq si no no viviríais. Bsss Bonita familia!!!

  • 24. Diana  |  6 noviembre 2016 - 14:35

    Hola Sara!el post de hoy ha estado genial, creo que a todos nos ha hecho volver al paso y revivir los buenos momentos de la adolescencia. Me ha encantado el body de h&m que llevas en los premios Mujeres con Talento , me gustaría comprarmelo, pero vivo en Valladolid y tengo que hacerlo por internet. No se si me puedes aconsejar con la talla, yo creo que más o menos podemos tener la misma. Muchas gracias. Un besazo.

  • 25. Nazareth  |  6 noviembre 2016 - 16:06

    Supongo que por eso las novelas de George RR Martin nos dejan siempre tan mal sabor de boca, porque aquí no hay final feliz para casi nadie. Y eso se lo reprochamos, porque en el fondo, nos encantan los cuentos de hadas, nos dan esperanza y nos despiertan ilusión.

    Un saludo