Cuando nadie me ve – Sara Carbonero

30 Diciembre 2016

En Navidad.

“Tengo la pena amaestrada, la nostalgia a pan y agua, y no,
no les dejo que se suban ni al sofá ni a la cama,
comí comas, comí libros, entraste en mí como un virus,
pasaste como las modas, saliste como un suspiro”

Finisterre, Rayden

Como os he contado en varias ocasiones tengo sentimientos encontrados sobre la Navidad. Por un lado es la época del año que más me gusta desde que era una niña. Es una época mágica de sueños y esperanza.

Por otro, ha habido algunos años que no lo he llevado bien del todo debido a las ausencias de gente muy querida y a todo lo que nos exigimos especialmente en estas fechas: tener la casa más bonita que nunca, estar más guapos que nunca, comprar más cosas que nunca, comer más que nunca, reír, besar y abrazar más que nunca, bailar y cantar como nunca…

Cada año, más temprano, los tradicionales alumbrados navideños nos avisan de que falta poco. Es una especie de cuenta atrás que nos va preparando para lo que está por venir. Y es que hay cosas de las que podemos escapar pero de la Navidad, no. Nadie es inmune a ella.

Pese a que existen estas “señales”, a mí este año la Navidad me ha pillado totalmente desprevenida. El último mes y medio lo hemos pasado en casa empalmando un virus con otro, los niños y los mayores. Muchas madres me cuentan que el primer año de cole siempre es así, yo intento mentalizarme y ser fuerte pero reconozco que es agotador, sobre todo cuando hay en casa un bebé tan pequeño como Lucas al que le cuesta más recuperarse.

Por suerte conseguimos recuperarnos todos justo para viajar a Madrid a disfrutar de estas fechas con nuestra gente. Sin duda lo más bonito de estas fiestas desde que vivimos fuera son los reencuentros. Somos “el Almendro” particular de nuestra familia y amigos.

Han sido pocos días pero los hemos exprimido al máximo. Los niños, especialmente Martín, se lo han pasado en grande con sus primos, tíos, abuelos y bisabuelos. Por fin he podido achuchar a los hijos de mis amigas que crecen a pasos agigantados y brindar con ellas muchas veces por todo lo que está por venir. En casa hemos seguido con las tradiciones como la de poner un Nacimiento que tiene más de 20 años o la de abrir los regalos de Papá Noel en pijama el día 25 por la mañana (por mucho que nos cueste aguantar).

cnmv-regalos-navidad2

cnmv-regalos-navidad

Papá Noel se ha portado bastante bien en casa. Hace unos semanas leí un artículo que decía que los padres no debemos dar más de cuatro juguetes a nuestros hijos en estas fechas. En el texto podemos leer que por regla general estos días los niños obtienen 10 veces más de lo que pueden abarcar, juguetes que acabarán en un cajón en pocas semanas. Los expertos llaman a esto el síndrome del niño hiperregalado y aconsejan centrarse en la calidad de los presentes antes que en su cantidad para evitar conductas caprichosas y consumistas. Cuántas veces hemos dicho y es la realidad que los niños no necesitan gran cosa para entretenerse y ser felices.

Con los regalos de los mayores pasa un poco lo mismo. A mí siempre me ha gustado mucho más regalar que que me regalen y cuando recibo un regalo lo que más valoro es el interés que ha puesto esa persona, el cariño y el esfuerzo por intentar sorprenderme o agradarme. Me hace gracia el anuncio que sale en televisión (no recuerdo qué es lo que anuncia) en el que aparecen personas con mensajes escritos en las camisetas diciendo lo que quieren para Reyes. Dice algo así como “hay que estar atento a las señales”. Pues sí, yo valoro mucho el que alguien me escuche o se quede con la copla si en alguna ocasión hablo de algo que me gusta.

Aquí os dejo alguno de mis regalos preferidos.

cnmv-regaloslibros1

cnmv-regalos-libros2

“Atlas de los lugares que no existen” de @mosquitobooks es uno de esos libros tan bonitos que les gustan a los niños y a los mayores. Visitaréis el volcán de chicle, la ciudad mariposa, las montañas de papel… Es de una editorial pequeñita que acaba de salir y hace libros ilustrado muy especiales.

cnmv-regalos-libros3

“Érase una vez la Volátil de Agustina Guerrero”. Igual la conocéis por su anterior libro Diario de una Volátil, es un ilustradora muy divertida que ahora cuenta un poco su pasado. Para pasar un rato genial, es de la editorial Lumen.

Alguien que me conoce muy bien me regaló esta cámara de fotos antigua comprada en el Rastro.

cnmv-regalos-camara

cnmv-regalos-camara2

Hay marcas que hacen packs y ediciones especiales en estas fechas. Este de Kiehl´s me encanta.

cnmv-regalos-pack-cremas

Las cestas de la chef Cristina Oria son perfectas como regalo en estas fechas. Puedes configurarla a tu gusto. Tiene una lista amplísima de alimentos y bebidas pero es que además ¡tiene menaje!. No me digáis que no os gustan mis regalitos. Esta tabla para cortar y este original juego de platos de animales. Uno de los regalos que más me ha gustado recibir esta Navidad.

cnmv-regalos-cesta

No me puedo olvidar de mi regalo más especial. Este atrapasueños que muy pronto tendrá un sitio en casa. ¡Estoy deseando colgarlo! Es de Mamá Bohème. Todo un descubrimiento para mí. Tenéis que ver las cosas que hace Paola, una mujer muy auténtica. Pronto os enseñaré otra de sus obras de arte.

cnmv-regalos-atrapasuenos

Esta cabeza de elefante de Kenay Home ya tiene un sitio en la habitación de Martín.

cnmv-regalos-elefante

La firma de calzado infantil Garvalín también se ha acordados de nosotros estos días regalándonos unos zapatos que me facilitan mucho la tarea de que Martín vaya siendo cada día más independiente. Tienen velcros y cordones que no hace falta atar.

cnmv-regalos-zapatos

 

 

Y ahora vamos con algunas ideas para regalar en Reyes
cnmv-regalos-vela

Ya sabéis que me encanta el frío, pues esta vela de Annick Goutal huele a invierno:  naranja amarga y pino de Siberia.

Además cada año es una edición diferente y en esta ocasión ha sido decorada con un bosque encantado en blanco, rojo y dorado.

cnmv-regalos-miu-miu

Este es el primer perfume de Miu Miu, huele a lirio del valle. ¡Y el bote es una preciosidad!

cnmv-regalos-cofre-gingembre-rouge-intense-de-rogergallet

Los cofres siempre son un buen regalo si te gusta la cosmética como este Gingembre Rouge Intense, de Roger & Gallet, vale 39 € y lleva leche hidratante y gel con el mismo aroma.

 

Para él: 

cnmv-regalos-jw-blue-label-winter

Blue Label de Johnie Walker,  con la edición de invierno para los amantes del whisky, un lujazo.

Para empezar bien el año estos botines en color rojo, de Yves Sant Laurent 

 

cnmv-regalos-ysl

 

Para comodonas, New Balance 410  con un toque retro  Running Suede

cnmv-regalos-nb

 

 

Y para relajarse un poco en el baño este aceite ‘Nectarine Blossom & Honey’ de Jo Malone con tapón de cristal.

cnmv-regalos-aceite

Para los que les gustan las series la tarjeta regalo de Netflix de 15, 25 o 50 euros, para pasar muchas horas debajo de una manta.

cnmv-regalos-tarjeta-regalo-de-netflix

 

Bueno, y el secador del que todo el mundo habla el Dyson Supersonic. Dicen que es rápidismo aunque no lo he probado todavía. Y no pesa nada…

cnmv-regalos-dyson

 

Un regalo solidario #Mundibox  

Este regalo tiene doble función: sirve a quien lo compra, porque sabes que tu dinero contribuirá a que muchas personas mejoren su salud, y a quien lo recibe porque podrá disfrutar de experiencias muy especiales,  ofrecidas de forma totalmente solidaria por personas y empresas.

Hay dos tipos de Mundibox, la naranja, que cuesta 20 euros, y la azul, que cuesta 50 en función del tipo de actividades y el importe se destina íntegro a los proyectos que medicusmundi.

cnmv-regalos-mundibox

Con la compra de esta botella de aceite estarás ayudando al Banco de Alimentos.
cnmv-regalos-aceitesolidario

 

Solo son algunas ideas que espero os puedan servir. He dejado para el final del post otro detalle que ya me regalaron hace tiempo y estaba deseando estrenar. Una preciosa diadema de flores. Es de Suma Cruz. Me la puse en el bautizo de Lucas hace unas semanas.
(Por cierto, me hace un poco de gracia que todo aquello de lo que algunos compañeros de los medios no se enteran con antelación sea considerado “secreto”, cuando en esta caso solo fue una celebración íntima, no fue ningún secreto 😉 ).

El caso es que pocas veces me había recogido el pelo de esa manera pero decidí probar y el resultado me gustó mucho.

cnmv-regalos-bautizo3

cnmv-regalos-bautizo2

cnmv-regalos-bautizo1

cnmv-regalos-bautizo

Y de una celebración a otras dos que me esperan en los próximos días. La Nochevieja y el cumpleaños de Martín.

La próxima semana os cuento cómo fueron.

Deseo que tengáis todos una maravillosa y feliz entrada de año. Un beso enorme.

“Si entiendes, las cosas son como son. Si no entiendes, las cosas son como son”

Proverbio Zen

cnmv-regalos-fotofinal


38 ComentariosEnviado por: Sara Carbonero

Post Anterior Siguiente Post