28 abril 2016

PIEDRAS

Aquí piloto llamando a tierra
pido pista para aterrizar
que mi nave se ha vuelto a romper
pierde vida y empieza a caer, caer, cayendo.

Piedra, papel o tijera.
Maldita Nerea.

Recuerdo que hace ya alg√ļn tiempo, en un post que se titulaba “Como en casa en ning√ļn sitio” os hablaba de uno de mis fines de semana, un fin de semana cualquiera de los que pasas en casa tranquila, haciendo lo que m√°s te gusta; leer un libro, ver una pel√≠cula o enredando con las manualidades. No es que sea yo muy manitas, en el colegio nunca se me dio demasiado bien la “educaci√≥n pl√°stica” pero, como a todo el mundo, s√≠ que hay algunas cosas que me gusta hacer y me ayudan a distraerme y relajarme.

Una de esas cosas que a√ļn no os hab√≠a contado es pintar piedras.

Por extra√Īo pueda parecer, desde hace alg√ļn tiempo me he aficionado a¬†decorar las piedras que encuentro en diferentes lugares, aquellas que me llaman la atenci√≥n por su forma o por el sitio en el que las he encontrado. Suelo guardarlas de recuerdo e incluso en algunas de ellas anoto el a√Īo en que la cog√≠ para recordar aquel momento, aquel viaje.

sea_1_2_piedras_decoradas

Es curioso porque desde que llegamos a Oporto, Mart√≠n tambi√©n ha cogido la costumbre de coleccionar piedras. Cada vez que salimos a dar un paseo, ya sea por la calle, por el parque o por la playa, se va fijando en las piedras que encuentra en su camino, las coge con cuidado, se las mete en los bolsillos o me las da a m√≠ para que se las guarde en el bolso y al llegar a casa las deja en un cubo de playa donde va acumulando un buen n√ļmero. De vez en cuando se acuerda de ellas, las saca y las coloca todas en fila en cualquier rinc√≥n de la casa. Otras veces las pintamos juntos, con las letras del abecedario y los n√ļmeros.

sea_3_piedras_martin

Pero sin duda el momento m√°s divertido para Mart√≠n es cuando volvemos a coger las piedras en el cubo y vamos a tirarlas al mar…

Y de eso quería hablaros hoy, de las piedras y sus propiedades, desde las piedras más chiquititas que puedes encontrar en la orilla de la playa, como los minerales, hasta las piedras preciosas o semi preciosas.

Recuerdo perfectamente coleccionar minerales cuando era peque√Īa, mi favorita por entonces era la Mica Moscovita. Adem√°s de interesarme por su belleza, siempre he encontrado en las gemas o cristales algo hipn√≥tico y enigm√°tico.

Existen cantidad de leyendas y cuentos que giran en torno a ellas. Si os par√°is a pensar seguro que os acord√°is de m√°s de una historia en la que hab√≠a un tesoro escondido, compuesto por un cofre con todo tipo de piedras cada una de un tama√Īo y un color diferente: esmeraldas, rub√≠es, zafiros… Y es que desde que el mundo es mundo nos hemos sentido atra√≠dos por estas gemas que incluso se utilizaban a modo de lenguaje. En la primera mitad del siglo XIX, en Inglaterra, hay quienes enviaban mensajes cifrados a trav√©s de estas piedras. La palabra Amor se escrib√≠a por ejemplo con un Lapisl√°zuli, un √ďpalo y un Vermeil ya que las iniciales de cada una de estas piedras forman la palabra Love.

Además de como forma de lenguaje encriptado, en algunos cuentos y leyendas, también se les ha atribuido un poder curativo. La medicina China y el Ayurveda prescribe su uso para la obtención de salud y bienestar.

Y es que dicen que pueden absorber y emitir energ√≠a. Las piedras opacas ser√≠an receptoras de energ√≠a mientras que las transparentes ser√≠an emisoras y regeneradoras. Yo no s√© si creer “a pies juntillas” en esto, pero desde hace mucho tiempo, tengo un collar de cuarzo rosa que nunca dejo tocar a nadie por aquello de que pueda robarme la energ√≠a o transmitirme alguna mala vibraci√≥n :)

Las leyenda de estas terapias y propiedades viene de lejos, seg√ļn le√≠ hace tiempo ya se usaban en el¬†antiguo Egipto¬†y su uso se extiende a diferentes culturas. Por ejemplo, los abor√≠genes australianos cre√≠an que a trav√©s de las piedras podr√≠an aumentar el poder de sus magos y hechiceros. En China utilizaban el jade para prolongar la vida, entre otras cosas, y luego est√°n los monjes budistas, quienes hablan de cinco materias sagradas: cristal de roca, turquesa, coral, oro y plata.

No es sólo el tipo de piedra el que define la propiedad característica, dicen que también influye su forma: esferas, huevos, puntas, pirámides, cubos…

He estado indagando un poco y es much√≠sima la informaci√≥n que existe sobre las propiedades, los usos y la historia de las piedras. De hecho, quienes lo estudian, dedican varios a√Īos a aprender la materia.

Os cuento todo esto porque hace unos d√≠as present√© la segunda parte de la colecci√≥n que he dise√Īado para Agatha, colecci√≥n inspirada en esta afici√≥n por las piedras.

Recuerdo que fue all√° por Julio del a√Īo pasado cuando Marta de Castro, directora de √Āgatha en Espa√Īa, me pregunt√≥ qu√© me apetec√≠a hacer. Ya entonces lo tuve claro, har√≠amos algo con piedras naturales. Dos meses despu√©s, Marta vino a Oporto con algunas muestras. Hab√≠a much√≠simas piedras, de todos los colores y formas… Pero hubo tres que por su brillo y su color caracter√≠stico me conquistaron.

Eso no era suficiente así que investigué sobre las propiedades de estas tres piedras: el cuarzo rosa, la aventurina y la piedra luna de arena azul. Ellas son las protagonistas de mi colección para Agatha.

sea_4_montaje_piedras

LA AVENTURINA: Es la piedra de color verde, uno de mis colores favoritos. Es tambi√©n la piedra de la creatividad, la inspiraci√≥n, el intelecto, la percepci√≥n, la imaginaci√≥n… Ya el nombre hace presagiar que atraer√° la suerte. Ventura significa azar, suerte…

sea_5_pendientes_aventurina
‚ÄúLa creatividad es la inteligencia divirti√©ndose‚ÄĚ
Albert Einstein.

EL CURZO ROSA: Os dec√≠a que desde hace a√Īos tengo un collar de cuarzo rosa, piedra que siempre me ha gustado y que no podr√≠a faltar en esta colecci√≥n. El cuarzo simboliza la armon√≠a, la serenidad‚Ķ Dicen que es capaz de hacer m√°s peque√Īas nuestras inseguridades y de hacernos sentir m√°s seguros de nosotros mismos. Adem√°s fortalece esa empat√≠a tan necesaria en el mundo y, c√≥mo no, tambi√©n atrae el amor. En una ocasi√≥n escuch√© que la piedra es un espejo que hace aflorar lo mejor de nosotros mismos.

sea_6_pendientes_cuarzo
‚ÄúEstamos en este mundo para vivir en armon√≠a. Quienes lo saben no lucha entre s√≠‚ÄĚ
Buda Gautama.

PIEDRA LUNA DE ARENA AZUL: Para mí, la más especial de las tres. Una piedra que parece contener un cielo plagado de estrellas. Simboliza la confianza, el éxito y el esfuerzo necesario para alcanzarlo. Dicen que aporta al que la lleva el coraje, la seguridad y la energía necesaria para alcanzar aquello que se proponga.

sea_7_pendientes_piedraluna
‚ÄúEl secreto de la motivaci√≥n personal se puede resumir en cuatro ces: curiosidad, confianza, coraje y constancia‚ÄĚ
Walt Disney.

Ha sido un lujo colaborar en el dise√Īo de esta colecci√≥n con un equipo como el de √Āgatha Par√≠s. No me canso de aprender de su profesionalidad y su buen gusto. Pero lo que m√°s les agradezco siempre es la libertad que me dan y la confianza que siguen depositando en m√≠.

Ellas son capaces de sacar mi lado más creativo ayudándome a plasmar lo que tengo en la cabeza en joyas que transmiten a la perfección mis gustos y mi forma de entender la vida.

La colecci√≥n, realizada a mano, est√° compuesta por pendientes, pulseras de diferentes tipos y collares. Las piedras por supuesto son naturales y es precisamente por esto que nunca encontrar√©is una piedra igual que otra, siempre habr√° diferencia de color e incluso detalles que las har√°n √ļnicas y exclusivas.

sea_8_sara_agatha

sea_9_collares_sombrero

sea_10_pulseras_metal

sea_11_pulseras_cordon

sea_12_pulseras_cadena

sea_13_collares

sea_14_collares_estrella

El evento de presentación, como es habitual, fue impecable. Bien organizado y cuidando cada detalle. Sólo espero que os llegue un poquito de la ilusión con la que hemos preparado esta colección tan mágica.

sea_20_sara_agatha

sea_18_sara_agatha

sea_17_bodegon_evento_agatha

sea_16_sara_agatha

sea_19_sara_agatha

‚ÄúPara creer, hay que sentir la necesidad de creer‚ÄĚ
Chavela Vargas.

sea_21_sara_martin



65 ComentariosEnviado por: Sara Carbonero

Post Anterior