Cuando nadie me ve – Sara Carbonero

17 enero 2018

Siempre hay una primera vez para…

“Dime que es mentira todo,
un sue√Īo tonto y no m√°s.
Me da miedo la inmensidad
donde nadie oye mi voz.”

Lucha de Gigantes, Antonio Vega

 

Ahora que las aguas han vuelto a su cauce y que parece que por fin estamos algo m√°s asentados en este a√Īo a estrenar, he pensado que es buen momento para hacer borr√≥n y cuenta nueva. Adoro comenzar a√Īo. Tambi√©n las segundas oportunidades. Y para mi el uno de enero es eso, una p√°gina en blanco que permite ser rellenada al gusto, unos zapatos nuevos con los que enfrentarse a los 365 d√≠as que est√°n por venir. En definitiva, una excusa para dejar todo lo malo atr√°s y esbozar nuestra particular retah√≠la de buenos prop√≥sitos que esperemos, no caigan en saco roto. Porque tal vez este 2018 con olor a limpio sea el que realmente marque la diferencia. Yo, por si acaso, ya tengo una lista de cosas que me gustar√≠a hacer por primera vez. Con suerte, cuando llegue el pr√≥ximo 31 de diciembre y echemos la vista atr√°s, el viaje habr√° merecido la pena.

Hacer un viaje sin saber el destino

Estaremos de acuerdo en que a veces las cosas sin planear son las que mejor salen. Por eso, este a√Īo quiero ‚Äúarriesgar‚ÄĚ con un ‚Äėpack‚Äô sorpresa como los que ofrecen las compa√Ī√≠as Waynabox y Drumwit. La cosa funciona as√≠: a trav√©s de su p√°gina web eliges las fechas y el aeropuerto de origen que m√°s te convienen. Mientras, ellos te adjudican un destino secreto que incluye vuelo y alojamiento desde 150‚ā¨. Durante el proceso de reserva puedes vetar ciudades que tengas atragantadas o que ya hayas visitado y 48 horas antes del gran d√≠a, te resolver√°n el misterio para que sepas qu√© echar en la maleta. F√°cil y apetecible, ¬Ņverdad?

Y otro viaje sin tener billete de vuelta

Un viaje en familia sin prisas, de los que sabes cu√°ndo comienzan pero no cu√°ndo acaban. La costa oeste de Estados Unidos, los pueblos de la Toscana, el sur de Chile‚Ķ y entregarme a la carretera. Descubrir mundo disfrutando de cada momento, sin andar preocupados por cumplir horarios y sin tener la temible vuelta a la rutina planeando sobre nuestras cabezas. S√© que suena casi imposible pero tambi√©n se trata de so√Īar, ¬Ņverdad?

Todo verano tiene su historia. #t√ļlaescribes #recuerdosdelfindesemana #aremojo

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero) el

Hacer un curso de fotografía

Tambi√©n de cocina. Y de pintura. O unas clases de tenis. ¬ŅQu√© tal un taller olfativo para por fin encontrar el perfume de nuestros sue√Īos? Creo firmemente que todos deber√≠amos esforzarnos por aprender algo nuevo cada d√≠a, por peque√Īo que sea, y mimarnos a trav√©s de nuestros ‚Äėhobbies‚Äô y peque√Īos placeres cotidianos. Mientras decido qu√© nuevo reto emprendo, estos son algunos libros que ya tengo en el radar.

Para los amantes de Nueva York, viajar a la Gran Manzana (sin salir de casa) en cada bocado. Donuts, ‘cheesecake’, tarta de cerezas, la aut√©ntica ‚Äėcheese burger‚Äô‚Ķ est√° todo (24,50 ‚ā¨).

El mundo de la moda y de las supermodelos a trav√©s del objetivo de un genio. Pura inspiraci√≥n‚Ķ la que irradia el inconfundible Peter Lindbergh (60 ‚ā¨).

Y si se trata de escribir como los grandes, el relato autobiogr√°fico ‚ÄėMientras escribo‚Äô de Stephen King no deber√≠a faltar en nuestra mesilla (9,95 ‚ā¨)

Compartir el placer de leer

Hablando de libros‚Ķ Lo cierto es que sacar tiempo para leer m√°s siempre est√° entre mis prop√≥sitos de a√Īo nuevo. Sin embargo, hay algo que llevo un tiempo pensando en hacer y que de este 2018 no pasa: compartir el placer de una buena historia con el resto del mundo a trav√©s de Book Crossing. Esta ‚Äúbiblioteca mundial‚ÄĚ nos invita a ‚Äúliberar‚ÄĚ nuestros libros cuando ya los hemos le√≠do para que otra gente pueda disfrutar de ellos. A trav√©s de un n√ļmero de serie √ļnico se etiqueta el libro para poder seguirle la pista. Despu√©s, reg√°lale ese libro a un amigo, a un desconocido, d√©jalo en un parque o en tu cafeter√≠a favorita. Si quien lo encuentra introduce el c√≥digo en la p√°gina web de BookCrossing, sabr√°s que el libro ha sido cazado y podr√°s seguir su viaje por el mundo. 7 millones de libros est√°n viajando por 130 pa√≠ses. ¬ŅPor qu√© no formar parte de algo tan especial?

 

Beb√©s reci√©n llegados a casa. ¬ŅPor cu√°l empiezo? 🤔 #Fridaynights

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero) el

Y leer la biografía de alguien increíble

Me gusta intercalar novelas de ficci√≥n con otras cargadas de realismo. Las biograf√≠as son una amena lecci√≥n de historia, aunque sea musical…

‘√Čramos unos ni√Īos’ de Patti Smith, sobre su relaci√≥n con el fot√≥grafo Robert Mapplethorpe. As√≠ es la vida cuando dos leyendas cruzan sus caminos (21,90 ‚ā¨).

‘El diario de Frida Kahlo: un √≠ntimo autorretrato’. Los diez √ļltimos a√Īos de la artista, narrados (y dibujados) en primera persona (25 ‚ā¨).

Siete a√Īos para escribir la historia de toda una vida, se dice pronto. Alegr√≠as, √©xitos y alg√ļn que otro momento turbulento‚Ķ en boca de The Boss¬†(22,90 ‚ā¨).

Sin olvidar a todas esas mujeres que, por una raz√≥n u otra, merecen un hueco en los libros. En palabras de la propia autora, ‚ÄúUn alegato contra el modelo de mujer perfecta. Un cat√°logo de vidas, de se√Īoras agradables o terribles, pat√©ticas o admirables, derrotadas o triunfantes. Personas poco comunes con unas vidas fascinantes‚ÄĚ (17 ‚ā¨).

Hacer un detox digital

Probablemente esta deber√≠amos apuntarla m√°s de uno. Es hora de que el m√≥vil y el port√°til dejen de ser una extensi√≥n m√°s de nuestro cuerpo. El trabajo, las redes sociales, el bombardeo de mensajes‚Ķ y poco tiempo para preocuparnos por lo que nos rodea, lo que importa. Aplic√°ndome esa filosof√≠a ‚Äėslow life‚Äô, me encantar√≠a hacer esta conversi√≥n (temporal) a lo anal√≥gico en alg√ļn lugar como este¬†hotel¬†de¬†Sancti Petri donde te confiscan los ‘gadgets’ y te los cambian por yoga, spa y jornadas de deporte para que cargues las pilas en una semana.

 

Encantada de conocerte, Menorca. #inclusogriseresbonita #díamágico #feliceslos4

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero) el

Volar como un p√°jaro

Hace unos meses llegaba a los medios un nuevo deporte extremo: salto en paracaídas desde un dron. El protagonista fue un saltador que se dejó caer desde un dron enorme propulsado por hélices en Letonia. Reconozco que repetir esa proeza no está entre mis planes. Sin embargo, siempre me he preguntado qué se debe sentir ahí arriba, cómo sería disfrutar del mundo a vista de pájaro. Eso sí, nada de caída libre de 30 segundos. Mejor tomarnos nuestro tiempo y alucinar con las vistas como hacen quienes se atreven con un ala delta o parapente.

 

The sunny side 🙂 #GivesYouWings #redbull #gopro #photooftheday #photo #TimeToPlay

Una publicación compartida de Matjaz Klemencic (@matjazklemencic) el

Vivir otro viaje solidario

Vale, esta no es precisamente ‚Äúnueva‚ÄĚ pero s√© que si volviera a vivir otro viaje como el que hice a Senegal con Unicef, sentir√≠a todas esas emociones a flor de piel como si fuera la primera vez. En el post Piel con piel os contaba que √©ste hab√≠a sido el viaje que m√°s me ha marcado en la vida. Sigo pens√°ndolo. Poder ayudar a quien lo necesita es algo precioso y ver c√≥mo hay gente que dedica toda su vida a los dem√°s, realmente es de las cosas m√°s admirables que hay. Esperemos que nuestros caminos vuelvan a cruzarse.

 

Qu√© m√°s puedo decir… el 31 de diciembre hablamos y echamos cuentas.

Llevo body de Intimissimi, pantalón de Maje, botines de Micuir para Slowlove y abrigo de Zara

 

“El futuro no es lo que va a pasar sino lo que vamos a hacer”

Jorge Luis Borges

 


19 ComentariosEnviado por: Sara Carbonero

Post Anterior