Cuando nadie me ve – Sara Carbonero » Es urgente pensar el amor

1 febrero 2018

Es urgente pensar el amor

“Por favor no me empuje, me puedo caer; yo en mi nube estoy bien no me va a convencer, ya conozco unos cuantos que son como usted, que me ofrecen veneno cuando tengo sed.”

 

Trozos de Cristal, Fito y Fitipaldis

 

Ayer por la mañana, mientras daba un paseo por la zona de la Baixa (centro de Oporto), me llamó la atención una de las numerosas muestras de arte urbano que decoran las paredes de los edificios más emblemáticos del casco antiguo.

En ella podía leerse la frase: “Es urgente pensar el amor”. De repente algo me hizo un “click”. Pensé que era una frase muy simple, pero a la vez, muy necesaria y oportuna en los tiempos que corren.

El amor, como reza la mítica canción de Wet Wet Wet, está en todas partes. Pero realmente ¿cuánto tiempo dedicamos a pensar en él?

El amor es un sentimiento y como tal, no podemos controlarlo del todo, está o no está, no es algo físico ni cuantificable, no podemos decir “mañana voy a entregar un kilo de amor a las 12,00h a mi vecina”… pero sí podemos entrenarlo. Podemos y debemos pensar las diferentes formas de amar.

El amor mueve el mundo, da sentido a muchas cosas y situaciones cuando nos faltan respuestas. Por amor se hacen locuras, por amor se ganan batallas pero ¿cuántas veces nos paramos a pensar si estamos dando todo el amor que somos capaces de dar? O si ¿estamos amando bien? ¿Estamos recibiendo el mismo amor que damos?

Es urgente pensar el amor, mucho más urgente que otras cosas. Siempre lo es pero en los tiempos que corren todavía más. ¿Sabéis cuales han sido las palabras más usadas en los titulares de las noticias de los últimos meses? Abusos, denuncias, acosos, haters, mujeres, violación, feminismo, lucha, igualdad.

A diario somos testigos de situaciones en las que el odio y la hostilidad son los protagonistas. Sin embargo algo está cambiando. Afortunadamente siempre podremos recordar el 2017 como el año en el que un grupo de actrices de Hollywood se rebelaron contra los abusos que habían estado padeciendo durante años. Harvey Weinstein solo fue el primero de una larguísima y vergonzosa lista.

Este asunto ha sido noticia en todo el mundo y en mi opinión esto ha ayudado a que otras mujeres de diferentes países, incluido el nuestro, se hayan atrevido también a denunciar públicamente abusos dejando atrás el miedo que les había impedido hacerlo antes.

Así ha comenzado una especie de cadena de solidaridad, de un lado a otro del mundo, desde todos los ámbitos sociales.

Seguro que muchos habéis visto “Cadena de favores” y “El efecto mariposa”. Bueno, pues algo así. La mariposa batió sus alas en Hollywood y el huracán se extendió por todo el mundo.

Cosas mías a parte, lo que resulta una obviedad es que las mujeres nos hemos cansado. Nos hemos cansado de aguantar situaciones totalmente intolerables, nos hemos cansado de aceptar cosas como normales cuando no lo son, nos hemos cansado de echarnos la culpa, del todo vale, del “será que me lo merezco”, y lo más importante, nos hemos unido, todavía más. ¿Qué es lo que ha hecho posible este cambio? El amor. El amor propio y el amor por los demás.

Esto me recuerda a otra cosa que ocurrió la semana pasada cuando Alexandra Pereira, también conocida como Lovely Pepa, denunciaba mediante un vídeo y con toda la sensibilidad del mundo, que había sido víctima de acoso durante un montón de años en un foro.

El vídeo se hizo viral y enseguida numerosas mujeres, entre las que me incluyo, le mostramos nuestro apoyo y sororidad.

Ese es otro tema sobre el que podríamos estar horas y horas debatiendo: el ciberacoso (ya sea en foros, redes sociales, comentarios en blogs o en noticias) y el anonimato de los famosos “haters”. Recuerdo que la primera vez que escuché esta palabra incluso me hizo gracia, me pareció algo simpático. Os hablo de hace muchos años, cuando no había tantos. Por entonces no entraba en mi cabeza que realmente pudiera existir un grupo de personas cuyo único objetivo en la vida fuera el de molestar y hacer daño a personas que en la mayoría de los casos ni siquiera conocen y -también en la mayoría de los casos- amparados bajo un cobarde “nick” o anonimato.

¿Cómo iba a imaginar entonces, cuando el universo de las redes sociales comenzaba a despuntar como la mayor de las revoluciones tecnológicas de los últimas décadas, que ese grupo de “personas valientes” vivirían por y para verter comentarios negativos y hostiles en una especie de corrillo de patio de vecinos cotillas?

Pues sí señores, existen que los he leído yo. Y bien orgullosos que están de serlo, y bien que presumen con sus semejantes. Y se inventan palabras graciosas que sirven como burla, muchas veces relativas al aspecto físico de las personas. Y compiten por ver quién es el mas ocurrente a la hora de ridiculizar a los demás. Y rozan el límite de lo permitido antes de que se eliminen sus comentarios por no respetar las normas. ¡Qué emocionante debe ser vivir así! ¿eh?

La traducción de hater, como bien sabéis, es odiador. ¿Se puede ser algo peor en esta vida que un odiador profesional?

¿Los odiadores se van tranquilos a la cama por la noche? ¿Los odiadores tienen familia y amigos que algún día puedan estar en la misma situación que las víctimas de sus ataques? ¿Cómo explicarán los odiadores a sus hijos, mientras intentan educarles para que sean buenas personas, que ellos se dedican a escupir lo peor que se les pasa por la cabeza sobre alguien con el único fin de que llegue a oídos de esa persona y sufra?

Seguro que los odiadores saben que hay gente que es muy fuerte y gente que no lo es tanto y que quizá no soporte ser objeto de burlas continuadas o que si lo supera algún día será probablemente gracias a una terapia psicológica. ¿Los odiadores saben que hay niñas que han caído en la anorexia por leer continuamente que están gordas y que hay personas que llegan a quitarse la vida por sufrir acosos de este tipo? Quizá los odiadores ignoren que algunas personas llegan a sufrir un trastorno que se llama distorsión de la realidad cuando leen cientos de comentarios sobre sí mismos que no se ajustan a la verdad.

Y por último, ¿los odiadores serán conscientes de que su víctimas tienen familia y amigos que sufren todavía más que ellas por la cantidad de bulos, calumnias y difamaciones que tienen que leer?

Luego está la frase “es que si te expones, pues aguanta las críticas”. Hombre, y también me “expongo” cada día cuando salgo a la calle o voy al parque con mis hijos y ningún desconocido viene y me dice: Oye pues eres horrorosa ¿eh? y además es que no vales nada, eres una trepa y no te mereces estar donde estás, seguro que has tenido que hacer muchos favores a alguien. Y además estás educando fatal a tus hijos, eres una aburrida, tienes el culo caído y la tripa gorda.

Si algo así ocurriera pensaríamos que esta persona es una impertinente y no está en su sano juicio. Probablemente si esa persona me repitiera ese tipo de comentarios cada día de mi vida llegaría un punto en el que la denunciaría por acoso ante la policía, ¿verdad? ¿Entonces?

Por desgracia hoy nadie se libra de estos ataques, da igual si eres “conocido” o anónimo. Igual que el amor está en todas partes, el odio también. Leía el otro día que los casos de bullying han aumentado un 240% los últimos dos años. Pero yo hoy quería hablar sobre todo de amor y de esas maravillosas cadenas de solidaridad que cada vez son más y más largas y que estoy segura de que algún día conseguirán acabar con todas estas barbaries que se permiten de momento.

Por eso quiero terminar el post con algo que nos deje un buen sabor de boca, porque si algún día nos duelen los ojos de leer cosas feas, siempre nos quedarán los poemas, las palabras bonitas y sanadoras. Esas que han existido siempre, mucho antes que internet. Y los poetas, que al contrario que los “haters” lo que buscan es curar con sus letras.

Os dejo una lista de algunos de mis poetas preferidos, los que me conmueven, esos que podría leer una y otra vez porque siempre me descubren matices nuevos. La poesía es algo muy personal y tiene una magia tan especial que es capaz de cambiarte con unas pocas palabras. Autores frescos, clásicos de siempre… ¿Quién no se ha enamorado alguna de vez de unos versos?

Elvira Sastre

La poesía ha encontrado en las redes sociales una manera de acercar a autores y lectores, de permitirnos disfrutar de sus pensamientos casi al instante. Elvira Sastre tiene gran culpa de ello y hoy ya cuenta a sus fans por miles. Versos actuales y cercanos que son capaces de hacernos soñar con el amor y saborear el desamor. Ella se autodefine como “soñadora de lo ingenuo” pero quién no peca un poco de eso…Hace poco lanzaba su disco libro La soledad de un cuerpo acostumbrado a la herida y ya está a punto de sacar otro. Aviso, su visión de la vida es adictiva.

 
La vida es para quien se conforma.
La poesía,
para quien sueña y desea…
y no tiene miedo de contarlo.
 
Imagiana – Baluarte
 

  Patricia Benito

Otro gran ejemplo de esa brisa de aire fresco que ha revolucionado la poesía y, sobre todo, que ha ayuda a expandirla entre públicos más jóvenes es Patricia Benito (también conocida como @labenitoescribe). Ella es el atrevimiento personificado, la sinceridad apabullante, la única capaz de hacer que sus versos parezcan una conversación con una amiga de toda la vida. Una autora desenfadada que se autodiagnostica con “incontinencia sentiverbal” y que os sacará una carcajada incluso con las historias más tristes. Ah, también dice tener un libro con erratas…

 
Pasar página
en cuentos de mierda
es uno de los mejores
finales felices posibles
 
Tierra Mojada – Primero de Poeta
 
 

📖: #primerodepoeta

Una publicación compartida de Patricia Benito (@labenitoescribe) el

Bob Dylan Cómo olvidar el revuelo que se formó el año pasado cuando Bob Dylan recibía el Premio Nobel de Literatura. Aunque es sin duda uno de los creadores más influyentes de nuestra era, no fue hasta el famoso galardón que muchos comenzaron a plantearse si en sus canciones había poesía. Lo cierto es que su mensaje pacifista y atrevido, siempre con hueco para el respeto y amor a la naturaleza, ha pasado de padres a hijos y ese es uno de los mayores logros que se le puede pedir a las letras. En su discurso de aceptación del premio reconoció lo mucho que le habían marcado clásicos como Buddy Holly o Don Quijote. A mí me marcó su ambición por cambiar el mundo. Si queréis entender mejor su relación con la literatura, recomiendo la reedición de Crónicas. Volumen I. Dylan es y siempre será imprescindible tanto en Spotify como en vuestra biblioteca. How many roads must a man walk down Before you call him a man? How many seas must a white dove sail Before she sleeps in the sand? Yes, and how many times must the cannon balls fly Before they’re forever banned? The answer, my friend, is blowin’ in the wind The answer is blowin’ in the wind Blowin’ in the wind – The Freewheelin’ Bob Dylan

Pablo Neruda

En una recopilación de poesía no podía faltar uno de los grandes clásicos como es Pablo Neruda, experto en demostrarnos que la pasión es atemporal y que todos esos sentimientos y quebraderos de cabeza que a veces nos rondan existen desde siempre. Sus libros invitan a ser leídos de una manera más pausada y calmada gracias a un estilo elegante y clásico. ¿Lo que más me gusta? Que sus metáforas sobre el amor ponen en palabras lo que nosotros no siempre sabemos describir.

 
Para mi corazón basta tu pecho,
para tu libertad bastan mis alas.
Desde mi boca llegará hasta el cielo
lo que estaba dormido sobre tu alma.
Es en ti la ilusión de cada día.
Llegas como el rocío a las corolas.
Socavas el horizonte con tu ausencia.
Eternamente en fuga como la ola.
He dicho que cantabas en el viento
como los pinos y como los mástiles.
 
Poema 12 – Veinte poemas de amor y una canción desesperada
 
 

#SiempreNeruda

Una publicación compartida de Pablo Neruda Oficial (@pablonerudaoficial) el

Mario Benedetti

Las frases de Benedetti me acompañan desde siempre, tal vez por ello se ha convertido en uno de mis autores favoritos. Solo él es capaz de levantarte el ánimo en tiempo récord con ese ritmo vertiginoso que imprimen sus poemas. Su lenguaje directo y sus versos cortos son los culpables de que devore sus libros. Ojalá todos pudiéramos narrar la vida con su misma pasión y alumbrar con nuestras palabras los días más oscuros, tal y como hace este genio.


Mi táctica es
mirarte
aprender como sos
quererte como sos
mi táctica es
hablarte
y escucharte
construir con palabras
un puente indestructible 
 
Táctica y estrategia – El amor, las mujeres y la vida
 

 
 Fernando Pessoa
 

Es sin duda uno de los iconos más reconocidos en Portugal y tiene ese encanto luso que cautiva a todo aquel que le da una oportunidad. Lo que más me llama la atención de Pessoa es el toque de humor ácido, casi irreverente, que impregna su obra a pesar de que sus versos han cumplido ya más de un siglo. Esa capacidad de mezclar lo irónico con lo trascendental, lo sustancial con lo cotidiano, es creatividad pura y nos ayuda a encontrar poesía en cualquier situación de nuestro día a día.

 
Todos los días me despierto ahora con alegría y pena.
En otros tiempos me despertaba sin ninguna sensación:
despertaba.
Tengo alegría y pena por perder lo que sueño
y porque en la realidad puedo estar donde está lo que
sueño.
No sé lo que he de hacer con mis sensaciones.
No sé lo que he de ser conmigo a solas.
Quiero que ella me diga algo para despertar de nuevo.
 
Todos los días me despierto ahora con alegría y pena.
 

Marwan

Sabéis que tengo devoción por este cantautor así que no podía dejarle fuera de la recopilación. Sea con una de sus canciones o uno de sus libros, la conexión es inmediata. Lleno de coraje y de inspiración, sus versos están siempre guiados por el amor intenso… y por el dolor cuando se acaba. Marwan llega al corazón, por eso se nos va a hacer muy larga la espera hasta marzo cuando publicará su nuevo libro Los amores imparables.

Es sencillo.
Porque si no es ella no es nadie.
Porque solo ella me hace partitura,
me convierte en música,
me hace acorde, redoble, trompeta,
solo ella nos hace canción.
Porque cuando vuelve del trabajo
la vida se pone al piano
y toca una de Sinatra.
Por eso la quiero a ella,
porque todos sus semáforos están en verde
y eso es mucho para alguien
que ha visto pasar la vida en rojo.
 
¿Por qué? – Todos mis futuros son contigo
 
 

De mi disco-libro “Mis paisajes interiores”.

Una publicación compartida de Marwan (@marwanoficial) el

Os dejo también su último videoclip bajo el título “La vida cuesta” para esas veces que cuesta demasiado. Es una canción preciosa.

 

Hasta aquí mi selección, espero que os haya gustado y recordad: el enemigo del amor no es el odio, sino el miedo. ¡Un beso enorme!

 

 

Llevo: camiseta de Ewan, gabardina de Zara, pantalón de Salsa, botines Valentino del año pasado, pañuelo de Yves Saint Laurent de hace muchos años, mochila de Josefina Bags personalizada con mis iniciales, gafas de Polaroid y anillos de Agatha.

“Así como una coma cambia una frase, una simple actitud cambia una historia.”

 


62 Comentarios

  • 1. Maite dz  |  4 febrero 2018 - 01:11

    Mi corazón acaba de aplaudir con mucho amor.
    Hermosisima reflexión.
    Gracias por compartirla. 🙂

  • 2. Nieves  |  4 febrero 2018 - 09:35

    Bomito, realista y emotivo post, Sara. Arriba el.amor, abajo los haters y viva tú por enfocarlo como lo has hecho. Y buena elección de poetas. Me quedo con Marwan al que tengo el placer de conocer pues somos del mismo barrio, Aluche, y estudiado en el mismo instituto, y Benedetti. Love para tí y los tuyos y para todo el mundo

  • 3. Cris  |  4 febrero 2018 - 09:37

    Hola Sara!
    Muy bonito post! Yo también te quiero hablar del amor, del amor/cariño que muchos te tenemos, que nos hace seguirte por aquí e instagram, que nos lleva a esperar cada post/foto/storie nuevo con ilusión, aunque parezca una tontería (quizás lo sea). Pero también te quiero hablar la decepción que muchas veces siento porque no veo respuesta por tu parte. Quiero decirte esto sin acritud, no quiero que suene fatal, pero es algo que llevo pensando un tiempo.
    Tienes muchos seguidores en las redes sociales, te imitan muchas niñas y no tan niñas. Supongo que desgraciadamente habrás también tenido que aguantar a haters (los hay en todas partes), pero creo que somos muchos más los que te queremos que los que te odiamos, y la decepción viene porque nunca veo que nos ‘dediques’ nada: un gracias por estar ahí, una respuesta a alguna pregunta por instagram (sí, ya sé que recibirás millones), no sé explicarme… Noto siempre que pones una barrera ante nosotros y no te asomas, y me da pena, porque las redes sociales también están para acercarnos a la gente. No veo interacción, y me llama la atención.
    Espero haberme explicado. Un besazo enorme

  • 4. Carla  |  5 febrero 2018 - 11:34

    Sara me ha encantado tu post!
    Hay pequenas frase que dicen mucho nos hacen reflexionar.
    Estas guapíssimas me encanto las fotos!

    El amor está en todo nos nos hacemos, el amor es la fuerza que nos move, el amor es el secreto de todo.

    Besos portugueses

  • 5. Ester y Leticia  |  5 febrero 2018 - 22:26

    Un post maravilloso
    Besos
    https://midnighttrendy.blogspot.com.es/

  • 6. Raquel  |  6 febrero 2018 - 19:00

    Me ha encantado el post, a ver si poco a poco la sociedad se va concienciando y se cambia un poco.
    Saludos,
    http://www.bubbles2share.com

  • 7. Lidia  |  9 febrero 2018 - 14:08

    Qué bien escribes Sara! Aprendo y reflexiono con tus posts.
    Soy de Ávila y he hecho fotos y vídeos preciosos de la nieve en Ávila y en la sierra.
    A veces pienso cuánto le gustaría a Iker verlo incluso colgarlo en su instagram o WhastApp. No tengo Instagram ni busco referencias ni nada de eso. Sólo regalarselas para que lo pueda disfrutar el y sus seguidores. Fotos del Puerto de Menga, Cueva del Maragato, las murallas con esquiadores. No me dedico a la fotografía ni vivo de eso. Sólo quiero regalarle las fotos. Si lo ves apropiado, puedes ponerte en contacto por mi email y os las mando y ya está.
    Un saludo

  • 8. Significado de los colores  |  9 febrero 2018 - 20:49

    ¡Qué gran razón tienes Sara! No queda otra que confiar en que las próximas generaciones se basen más en el amor y menos en el odio. Confío (aunque en ocasiones también dudo) en que sepamos inculcar valores a nuestros hijos y hacerles entender que es unidos vamos más lejos. Un beso preciosa

  • 9. María  |  10 febrero 2018 - 09:54

    Hola Sara, muy chulo el post, gracias por las recomendaciones.
    La verdad que lo de los haters no lo acabo de entender, a mi si no me gusta alguien no le sigo y menos todavía pierdo el tiempo en criticarle e insultarle. Con todo lo que se puede hacer en esta vida…
    Me encantaría que volvieras a hacer post de respuestas.
    Un saludo y viva el amor

  • 10. María  |  10 febrero 2018 - 12:14

    Precioso posta Sara!! Lleno de humanidad

  • 11. Noelia  |  14 febrero 2018 - 02:50

    Hola Sara, antes de nada me gustaria decirte que es la primera vez que comento un blog. La verdad es que siempre te he leido, pero nunca antes me habia atrevido a comertar ninguno. El motivo de por que lo hago ahora? Porque con todas y cada una de las palabras de este post me has conmovido, me has hecho reflexionar e incluso has plasmado con palabras pensamientos que yo tenia y no sabia como expresarlos. Asi que por todo ello, gracias.
    Precioso post, preciosas tus fotos y preciosa canción.
    Besos.

  • 12. Marinita Rossi  |  14 febrero 2018 - 14:47

    Bonita mía!!!! Echaba de menos esto de verdad, pero no sé como desde diciembre no había sacado tiempo para poder leerte… Este post me encanta, por cierto me quedo con Benedetti forever!!

    Lo de los haters..y las personas sin vida no lo entiendo, también creo en la evolución/involución. Yo era de extremos y ahora soy de gama amplia de colores, pensamientos y sobre todo de respeto, pero creo que ahora no se educa así. Lo primero que tengo claro después de ser mama es que QUIERO INCULCAR VALORES y que no juzgue. He juzgado mucho y casi siempre me he quivocado, reconozco que es la primera idea que tengo pero cada día que pasa intent cambiarlo. No hay que juzgar, ni prejuzgar; hay que respetar aunque no se compartan ideas, formas de vida, etc. En eso fallamos muchas veces. Sobre lo de la anorexia por ejemplo que pones, creo que todo el marketing en el que están metidos todos los medios de comunicación, marcas de ropa lo único que se nos vende es que vale más una cara y cuerpo bonito que otra cosa; hay veces que no lo entiendo pero bueno para eso está la educación de dentro que creo que es el pilar básico para el futuro nuestro y de nuestros hijos.

    Gracias por poner voz a algunos problemas y por ser tan bonita y agradecida.

    Besos Fuertes!!

    Te quiero cuando callas porque estás como ausente (Pablo Neruda)

1 2 3