Cuando nadie me ve – Sara Carbonero » El mejor despertar está en el fondo de una taza de café

22 marzo 2018

El mejor despertar está en el fondo de una taza de café

“Antes de nada dejaremos claras
las páginas que nos importan.
Las de libros abiertos de vidas cercanas,
paredes que por siempre callan.”

Prólogo, Izal

Cada vez que quedo con alguien a desayunar o merendar tengo más claro que hay tantos tipos de café como de amigos sentados a la mesa. Está el que siempre lo pide solo con hielo, la que endulza su día añadiendo dos azucarillos, el que lleva una década siéndole fiel a la sacarina, la que prefiere no tentar a los nervios y pide descafeinado… y así podríamos estar un buen rato.

Además de ser la bebida más personal, el café es recomendable por muchas razones: acelera el metabolismo, previene enfermedades como el cáncer o la diabetes e incluso reduce el riesgo de mortalidad prematura, tal y como demostró la OMS en un reciente estudio.

También nos ayuda a arrancar por las mañanas y a entrar en calor en invierno. Es el mejor acompañante cuando se tiene entre manos un buen libro y uno de esos placeres slow que más me gusta exprimir cuando se nos presenta toda la tarde por delante.

Tanto en Oporto como en Madrid cuento con rincones especiales donde practicar esta filosofía, disfrutar de un buen café y sentirme como en casa. Comenzaré por mi hogar portugués, porque si hay algo que no falta en Oporto son cafés con encanto, y quería compartir con vosotros algunos de mis favoritos.

En un post anterior ya os adelanté dos mis lugares preferidos. El Café Majestic, por ser toda una eminencia en Oporto, haciéndonos viajar con elegancia hasta la Belle Epoque cada vez que cruzamos sus puertas, y la Mercearia do Miguel, por el toque ‘healthy’ y gourmet que inunda este local al que le tengo tanto cariño.

 

Goals y crema de verduras. #lunchtime #Porto #slowlife #sololoquesuma

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero) el

Siguiendo con mis apuestas seguras… Tanto para desayunar como para merendar, hacer una parada en Chocolataria das Flores es saber de antemano que caeremos ante la más dulce de las tentaciones. Sus tartas y bizcochos son una debilidad y entran genial con una taza de chocolate o un buen capuchino (Rua das Flores, 121).

Officially a portu kinda gal #pigginporto #nata #natanmywatch

Una publicación compartida de @thevomitboy el

Es uno de los más antiguos de Oporto (1933) y, como sucede con el Majestic, se ha convertido en parada obligatoria para todo aquel que visita la ciudad. Disfrutar de los pasteles de Café Guarany con una taza de café en su terraza es todo en un clásico pero es que además, cuenta con una amplia carta para comer y cenar, acompañados de un tradicional fado. Por algo lo llaman el café dos músicos… (Av. dos Aliados 85)

Para aquellos que planeen recorrer Oporto en bicicleta (una sabia elección) recomiendo hacer una primera parada en Hungry Biker. Además de reponer fuerzas con sus ‘smoothies’, tostadas con aguacate, gofres con fruta o coloridos ‘bowls’, podrás alquilar aquí tu bicicleta y planear el recorrido mientras recargas las pilas con una deliciosa taza de café (Rua das Taipas, 68/72).

That feeling when having two is better than one #wafflesmadness . Thanks for @ceciliachef ❤️

Una publicación compartida de Hungry Biker (@hungrybikercafe) el

En la planta alta de la boutique colaborativa The Feeting Room (el lugar perfecto si quieres volver con un nuevo par de zapatos como souvenir) se encuentra The Coffee Room, un espacio amplio y luminoso en el que probar un dulce y degustar un buen café local después de consultar las últimas tendencias. Cuenta con una gran mesa central para que no te sientas solo y poder intercambiar palabras con otros amantes del café (Largo dos Lóios, 86)

#Butfirstcoffee ☕️ #coffeeshop #porto #weekdaymornings #coffeeaddict #coffeetime #coffeeshopvibes #instacute #holidays #interiors #interiordesign #coffeetable

Una publicación compartida de fromfitnesstofork (@fromfitnesstofork) el

Famosa por su bollería y sus dulces, Confeitaria do Bolhao siempre está repleta de locales y turistas golosos que quieren descubrir algunos de los bocados tradicionales portugueses. El olor te guiará hasta su entrada (mención especial para sus pastéis de Belém) y una buena taza de café hará el resto (Rua Formosa, 339).

So much to like…Love you Porto#Porto #TravelPorto #TravelPortugal

Una publicación compartida de John Chiang (@jhchiang1) el

Cuando estoy por Madrid, concretamente por el barrio de Malasaña, me encanta parar en Toma Café y saborear un buen espresso mientras ojeo una de sus revistas. Hay quien dice que es el mejor café de la ciudad y no es para menos: flat white, iced latte, ristretto… tendrás dónde elegir. Ah, y prohibido olvidarse de sus tostadas de aguacate con fresa. ¡Son legendarias! (La Palma, 49)

Para esos días en los que el café se alarga inevitablemente hasta la hora del brunch, Federal Café. Ya sea en su terraza o en su amplio salón, siempre hay una gran oferta de platos contundentes (huevos, bacon, pudding de chía…) para disfrutar con un buen zumo o con una taza del mejor café. Perfecto para ponerse al día con amigas (Plaza de las Comendadoras, 9).

Desde el americano al manchado, pasando por el vienés o el jamaicano (con un toque de ron) y pudiendo elegir entre leche fresca o de soja. En Mür Café son expertos en darnos un despertar en condiciones, acompañado siempre de un delicioso trozo de tarta de zanahoria. ¡Hay pequeños placeres a los que es imposible resistirse! (Plaza Cristino Martos, 2). 

Y vosotros, ¿tenéis un lugar sagrado al que os escapáis cuando necesitáis paz y una buena taza de café?


 

“Hay almas a las que uno tiene ganas de asomarse, como a una ventana llena de sol”

Federico García Lorca


27 Comentarios

  • 1. Raquel  |  4 abril 2018 - 23:33

    Yo soy más de chocolate que de café. Todos los sitios tienen muy buena pinta y es una excusa perfecta para quedar con amigos. Un saludo
    http://www.bubbles2share.com

  • 2. Cialis  |  5 abril 2018 - 13:30

    grande grande Barlow y buen rollo destilan los Iced Earth con ganas de verlos ya. Lo de helloween dolor de cabeza me produce el sr Kiske nunca me ha gustado mucho ese falsete pero es que ahora parece un desproposito en disco lo que quieras pero en directo, Deris se lo esta merendando.