Cuando nadie me ve – Sara Carbonero

8 enero 2018

Videoclips que cambiaron mi forma de entender la música

“La última vez que le vi
nos fuimos a emborrachar
debajo del maquillaje no pudo disimular
un cierto pudor antiguo
al fin un poco de paz.”
Manuel Raquel. Tam Tam Go!

Por mucho que cambien las modas y evolucione la forma en la que consumimos música (quién no tiene desde un MP3 hasta un vinilo antiguo rondando por casa) hay cosas que, como los videoclips, han demostrado tener la fórmula para resistir el paso del tiempo.

Vale, puede que pasar horas frente a MTV se haya quedado algo obsoleto pero también es cierto que gracias a Youtube la sensación de ver y escuchar toda nuestra música favorita sigue viva (y a un solo click de distancia).

¿Queréis comprobar lo rápido que pasa el tiempo? Solo tenéis que buscar ese videoclip ochentero o noventero que os traiga buenos recuerdos y dejaros sacudir por el golpe de nostalgia. Y como mirar hacia atrás siempre es un buen ejercicio, quería dejaros algunos de los que más me han marcado… seguro que coincidimos en más de uno.

‘Thriller’ de Michael Jackson

Resulta casi obligatorio comenzar por el Rey del Pop y la obra maestra de catorce minutos que cambió el concepto de videoclip para siempre. ¿Recordáis esos terroríficos zombies y hombres lobo? ¿Y qué me decís del despliegue de pasos de baile? Casi tan memorables como los trajes, las toneladas de laca y esos calcetines blancos que son ya un objeto de culto. Thriller se coló en nuestros hogares para hacernos entender la música de otra manera y, gracias a este atrevimiento, convertirse en inmortal. Siempre es un placer disfrutar del legado de Michael Jackson pero es que aquí vemos su esencia en estado puro hasta tal punto que se ha convertido en un éxito de referencia para muchas generaciones, entre las que me incluyo (y eso que se lanzó pocos meses antes de que naciera).

‘Where the streets have no name’ de U2

Recuerdo que este videoclip fue uno de los ‘efectos secundarios’ que dejó el mítico álbum The Joshua Tree allá por 1987. El concepto no podría ser más sencillo y transmitir tanto a la vez, en un claro homenaje al último concierto que dieron Los Beatles desde lo alto de una azotea. Mientras U2 se libera con su música, la audiencia de Los Ángeles va creciendo hasta alcanzar un clímax que pone los pelos de punta. A ratos videoclip, a ratos ‘making of’, es imposible borrarse de la cabeza la imagen de un jovencísimo Bono (sin gafas de sol) entregado al público. Además, esta canción adoptó una nueva dimensión cuando actuaron en el descanso de la Superbowl de 2002 haciendo un emotivo homenaje a las víctimas del 11-S que ha pasado a la historia.

‘Corazón Partío’ de Alejandro Sanz

Seguro que os imaginabais quién venía después… Pues no, no podía faltar uno de mis favoritos en esta lista y aunque no es ni mucho menos su primera canción, podemos afirmar sin miedo que se ha convertido en su himno más reconocible. Es inevitable acordarse de este videoclip en blanco y negro, con una fotografía cuidada y la esencia de un Alejandro Sanz que ya se había hecho hueco en las listas de éxitos de medio mundo. Una canción que me ha acompañado a lo largo de los años y que espero siga trayéndome buenos recuerdos muchos más, aunque asuste pararse a pensar que ha cumplido ya la friolera de 20 primaveras.

Y, por supuesto, no me olvido de Cuando nadie me ve a la que este blog le debe hasta el título y donde Alejandro nos enseña su lado más personal con una demostración insólita de amor, pasión y pelea.

Y es que a veces soy tuyo y a veces del viento…

‘Like a Prayer’ de Madonna

Si alguien me preguntara qué es para mi Madonna le enseñaría este vídeo. Aquí vemos a la cantante en estado puro y sin contenerse: atrevida, llena de energía y con un punto provocador por el que estuvo dispuesta a romper tabúes y a enfadar (y mucho) a la Iglesia. Corría el año 1989 y Madonna era ese icono femenino, fuerte e independiente en el que todas querríamos convertirnos años después. Su música y sus vídeos son un legado que evidencia el cambio cultural de los 80 y los 90 y aunque vendrían muchas otras ‘reinas del pop’ con el tiempo, ninguna como La ambición rubia para romper moldes.

‘La fuerza del destino’ de Mecano

¿Preparadas para una de nostalgia? El espíritu de finales de los ochenta se adueña de esta canción de Mecano. A través de sus fotogramas podemos ver cómo ha cambiado la moda pero también cómo las céntricas calles de Madrid por las que casi todos hemos paseado alguna vez siguen igual. Mecano siempre será un referente nacional pero si encima incluimos a una bellísima y jovencísima Penélope Cruz montando a caballo por la playa junto a Nacho Cano… la cosa se convierte en un imprescindible viaje en el tiempo de apenas cinco minutos. Por cierto, ¿os habéis fijado en que la gorra que luce Pe al final del video es una de las más repetidas esta temporada?

‘Wonderwall’ de Oasis

En cuanto suenan los primeros acordes de Wonderwall todo el mundo parecer saber de qué va la cosa. Y es que resulta que la canción más famosa de Oasis (y también la que han repetido hasta la saciedad las emisoras de radio) es el himno de una generación. Ya sea por un entrañable Liam Gallagher luciendo unas gafas a lo John Lennon o por la emoción de ver a los hermanos sentados uno junto al otro y no despedazándose en entrevistas, Wonderwall es un esencial en esta lista. Una canción que despierta buenas vibraciones con un estribillo que todos hemos tarareado alguna vez. Menos mal que siempre nos quedará éste vídeo para recordar a los eternos de Manchester.

‘I want to break free’ de Queen

Qué tendrán los vídeos de Queen que pasan las décadas y siguen sorprendiéndonos con su desparpajo… Eso es lo que pienso cada vez que veo I want to break free, un canto a la libertad con el que Freddie Mercury (vestido de mujer con bigote y pasando la aspiradora) y compañía quisieron romper tabúes. A pesar de ser una parodia de una telenovela de la época, levantó carcajadas y provocó censura a partes iguales. Y como añadido, después vemos a Freddie Mercury sumergido en una escenografía singular rodeado de cuerpos y coreografías abstractas que sitúan a este videoclip en el olimpo de lo cómico y lo artístico.

Espero que un poco de música os haga llevar mejor la vuelta a la rutina. La bendita rutina, como me gusta decir a mí. Nos leemos pronto.

¡Os mando un beso enorme!

“Cada quien sube hasta donde le da el vértigo.”

Jorge Schubert


23 ComentariosEnviado por: Sara Carbonero

Post Anterior Siguiente Post